Turismo natural en La Gomera


La Gomera es una de las Islas Canarias, y está en la parte occidental del archipiélago, en la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Su capital es San Sebastián de La Gomera, y es una isla preciosa con un entorno natural único. Tiene una población de cerca de 30.000 habitantes y se divide en tan solo seis municipios, aunque hasta hace un par de años eran cinco y uno se dividió en dos.

Su superficie es de casi 400 kilómetros cuadrados, y el punto más alto está a 1.487 metros de altitud, que es el Pico Garajonay. En toda la isla puedes encontrar una gran variedad de especies animales y vegetales, y es una de las islas españolas más ricas en biodiversidad. Su símbolo animal es el lagarto gigante de La Gomera, uno de los animales más en peligro de extinción de todo el mundo.

Parque Nacional de Garajonay


Uno de los parques nacionales más espectaculares de Europa gracias a su diversidad biológica, teniendo una gran importancia su bosque de laurisilvas. Es un territorio protegido que cuenta con varias especies animales en peligro de extinción. Hay también formaciones geomorgológicas muy singulares, lo que hace que el parque sea mucho más especial. Desde el año 1986 es Patrimonio de la Humanidad.

Reserva Natural Integral de Benchijigua


En este lugar hay también muchas especies endémicas y en peligro de extinción que están muy protegidas, como el taginaste, la siempreviva o la chachorra. Lo más destacable son los acantilados y el pitón de Agando, que le dan un aspecto muy singular al paisaje y lo convierten en uno de los principales puntos de interés de la isla.

Parque Natural de Majona


Tiene una orografía muy abrupta y representativa de la isla, con muchos lugares erosionados que le dan un aspecto único. La masa forestal es muy importante para la protección del suelo y la recarga de acuíferos, y es muy interesantes también a nivel científico ya que tiene especies amenazadas como los bejeques y el cardoncillo.

Parque Rural Valle Gran Rey


Un paisaje rural extraordinario, con una belleza sin igual gracias a la erosión que produjeron en su día los volcanes. Hay muchos valles con especies muy interesantes, con muchas palmeras de gran valor y con varios acantilados que le dan gran espectacularidad al paisaje, como los acantilados de Argaga, el Charco de Cieno o los Macizos de La Mérica.

Los Órganos


Son el mejor ejemplo canario de pitón sálico, un lugar en el que la erosión marina ha dejado una espectacular huella formando un conjunto de prismas gracias a la viscosidad de las lavas. La formación de las columnas es similar a las de un órgano gigantesco, de ahí su nombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *