Qué hacer en los viajes largos


Sentado en tu asiento, no paras de preguntarte si alguna vez llegarás a tu destino. Puedes tener en la mente mil cosas que podrías estar haciendo si el viaje que estás realizando no fuera tan largo. Seguro que se te pasan por la cabeza, esas llamadas que nunca haces a antiguos amigos, las compras que tendrás que hacer cuando llegues a casa, etc. En lugar de amargarte pensando en el tiempo que estás perdiendo, lo que tienes que hacer es realizar ciertas actividades hasta que llegues a tu destino.

– Llévate papeles que tengas que ordenar pero que no pesen mucho. Organízalos por fechas.

– Utiliza tú móvil para enviar sms o realizar llamadas tanto laborales como particulares. Intenta tener una agenda al lado que te permita ir anotando los datos más importantes de tus gestiones telefónicas.

– Un portátil es el perfecto compañero de los viajes más largos. Confirmar reservas, enviar emails importantes, etc. Un portátil también te permitirá conectarte a Internet y disfrutar de todas las maravilla que te proporcionará de manera gratuita la red. Con acceso a Internet, puedes hacer casi todo lo que necesites, excepto llegar antes a tu destino.

Aficiones. Si te encanta coser, ¿por qué no llevarte tus utensilios para utilizarlos durante el viaje? También puedes poner en práctica otras de tus habilidades como por ejemplo escribir o leer.

– Que no se te olvide moverte. Estar sentado durante horas puede ser matador para cualquier persona. Asegúrate de asegúrese de estirar las piernas para librarte de la rigidez. De esta manera ayudarás a que tu riego sanguíneo funcione mucho mejor durante el viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *