Practicar submarinismo durante las vacaciones


Hoy en día, el submarinismo es una actividad que muchos deciden practicar durante sus vacaciones. Antes de sumergirte en el agua, debes realizar algún curso de iniciación, en el que aprenderás un poco la historia del scuba diving. En 1943, el famoso oceanógrafo Jacques Cousteau, junto con Emile Gagnan, inventó la escafandra autónoma, más comúnmente conocida como scuba (equipo autónomo de respiración bajo el agua).

Desde entonces, muchos avances en la tecnología relacionada con el buceo han conseguido crear equipos más fáciles de usar, más seguros y asequibles. Esto permite que muchas personas tengan su primera experiencia bajo el mar durante sus vacaciones. La Asociación Profesional de Instructores de Buceo (PADI) explica que casi un millón de personas al año obtiene su certificación del conocido scuba diving (buceo recreativo).

Todos aquellos que se inicien en este mundo podrán realizar excursiones de fin de semana para explorar naufragios en alta mar, arrecifes de coral o simplemente disfrutar de los fondos marinos más exóticos que se puedan imaginar. Hay que recordar que el ambiente submarino es hostil para el ser humano y ofrece desafíos únicos para el buceador con respecto a la respiración, el control de temperatura, la visibilidad y flotabilidad.

El equipo básico que se necesita para el buceo, permite al buzo hacer frente a estos problemas en el agua. En total, los submarinistas llevan una equipación que suele pesar entre 60-75 libras (27-34 kilogramos). Para mantener el calor bajo el agua, los buzos llevan trajes de aislamiento que son los que conocemos como neoprenos. Estos trajes deben quedar bien ajustados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *