Parque Nacional Monte Etna en Sicilia

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La isla más grande del Mediterráneo presenta su propio y variado mundo lleno de paisajes y colores. Una estancia a las afueras, en su gran reserva natural podría ser el lugar ideal para descubrir otro lado de Sicilia; la naturaleza, los pequeños pueblos de montaña llenos de historia y la gran cultura de la zona te permitirán conocer la otra Sicilia. Si decides ir de vacaciones no te olvides de visitar su Parque Nacional Monte Etna y algunos de sus alojamientos más clásicos.

Esta es una impresionante reserva natural protegida, de unas 60 mil hectáreas que se levanta en las laderas del volcán más alto de Europa. El parque tiene muchos atractivos naturales, entre ellos varios pequeños pueblos como Trecastagni y Nicolosi y la “Gruta del Gelo”, que es una cueva con un perenne glaciar en el que la temperatura está siempre por debajo de los 6 grados, incluso en verano.


Justo en Nicolosi, un pintoresco pueblo situado en la colina a 700 metros sobre el nivel del mar, en el lado sur del volcán Etna, esta Casa di Filli. Esta es una villa muy típica rodeada por un maravilloso jardín con muros bajos hechos de piedra, plantas aromáticas, plantas ornamentales y las especies locales de los árboles del parque nacional.


A pocos kilómetros de distancia, cerca de Ragalna, a una altitud de 830 metros sobre el nivel del mar, está situado Vigna Mascalisi, un nidito de amor muy especial. Se encuentra en las laderas del volcán Etna. La casa está construida totalmente de roca de lava y se mezcla perfectamente en el paisaje volcánico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *