Museo de Historial Natural de Viena


El Danubio atraviesa Viena, la bonita capital de Austria y que tiene una mezcla de estilo barroco con art nouveau, con una espectacular arquitectura, especialmente en la zona vieja de la ciudad. Pero lo que recomiendo esta vez es el Museo de Historia Natural de Viena, un lugar donde tanto mayores como pequeños disfrutarán aprendiendo en sus casi 9.000m2. Es uno de los museos más importantes del mundo y tiene una da las primera colecciones de artefactos que se iniciaron hace más de 250 años.

El edificio es un enorme palacio que da cabida a colecciones que están en constante crecimiento y que desde su apertura en 1889 se ha multiplicado en cuanto a capacidad y obras mostradas. Muchas de ellas llegaron al ser trasladadas de otros museos de la ciudad. Además, la construcción, la decoración y todos los objetos del museo le convierten en un lugar único donde preservar toda la historia del país y su cultura. Su misión cuando lo construyeron era albergar la extensísima colección de los Habsburgo, pero terminó por albergar algunas de las más importantes obras mundiales de todas las épocas.

Entre las muchas exposiciones del Museo de Historia Natural de Viena puedes ver un esqueleto de dinosaurio diplodocus, animales que ya están extintos, especímenes de plantas de hace 200 millones de años repartidas en 39 salas o una colección de joyas que María Teresa regaló a su marido. En cuanto a su distribución, en la primera planta tienes las especies del mundo animal, desde los protozoos hasta los mamíferos completamente desarrollados para que puedas conocer cómo es la evolución de cada especie.

Si después de visitar el Museo de Historia Natural de Viena te sobra tiempo, puedes darte una vuelta por la Casa de la Ópera o por el casco viejo para darte un paseo por sus calles o simplemente pasar el rato observando el Danubio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *