Kjerag, una roca suspendida a 1.000 metros en los Fiordos noruegos

Share on Facebook2Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Kjerag
Si hay una imagen que resume la espectacular belleza de la costa noruega es, sin duda, el Preikestolen, más conocido como El Púlpito, donde el pasado mes de octubre un turista español perdió la vida al precipitarse al vacío. Sin embargo, éste no es el único lugar del litoral de Noruega que quita el hipo. Y es que el país nórdico presume de tener los paisajes más bellos del mundo con su mezcla de agua, roca y vértigo.

Uno de los lugares más impresionantes de los fiordos noruegos es la roca de Kjerag, que puede llegar a acelerar el corazón hasta ritmos insospechados. ¿Quieres más detalles sobre este lugar de vértigo? ¡Pues atento!

Kjerag1

Una roca suspendida en el aire

El perno de Kjerag es un impresionante bloque de piedra que quedó encajado entre dos paredes sobre el fiordo de Lyse (Lysefjord), en Ryfylke, a 1000 metros sobre el nivel del mar y que da la impresión de estar suspendido en al aire. Y aunque la mayoría de las personas que visitan este hermoso lugar se quedan contentas con disfrutar de la vista del fiordo desde la altiplanicie, para muchos, el punto culminante de la excursión es ser fotografiado en el Kjeragbolten

La foto de sus vidas

En las fotografías no puede apreciarse muy bien, pero lo cierto es que el pasillo para acceder a la piedra es bastante estrecho y, además, la roca está redondeada. Sin embargo, cada año cientos de valientes se juegan la vida para conseguir la fotografía de sus vidas. Además, la cima de la montaña se ha convertido en el destino ideal para la práctica de deportes de riego como el salto base, una modalidad de paracaidismo.

Kjerag2
¿Te atreverías a subirte a esta roca de vértigo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *