Inconvenientes de los viajes Todo Incluido


Hace un rato publiqué cuáles son las ventajas de los viajes Todo Incluido, así que ahora te traigo los inconvenientes, ya que si lo hiciera todo en el mismo artículo sería demasiado extenso. Voy directa al grano para que puedas analizar las ventajas e inconvenientes de los viajes Todo Incluido:

Aburrimiento: esto depende de cómo seas y lo que te guste. Ten en cuenta que los complejos que ofrecen esta modalidad suelen estar alejados del resto de la civilización, así que ten en cuenta de antemano que si vas a querer ir a una excursión o algo necesitarás alquilar un coche, ya que es probable que muchos días en el mismo sitio haciendo lo mismo pueda llegar a aburrirte.

Rutina alimenticia: la comida no es mala, pero claro, más o menos es siempre la misma, así que es probable que a los 5 ó 6 días comiences ya a aborrecer la comida, ya que aunque haya mucha variedad y cantidad, si almuerzas y cenas todos los días llega un punto en el que tendrás que repetir y te parecerá que todos los días comes lo mismo. De todas formas, si te organizas bien y no comes por los ojos acaparando de todo los primeros días, puedes comer muy variado. Además, suelen tener platos especiales que son únicos ese día, como cocina internacional, local o alguna especialidad de la casa.

Actividades, servicio y ambiente: con el paso de los días te resultará también tedioso ver siempre lo mismo, aunque se esmeran por variar los espectáculos y actividades todo termina convirtiéndose en lo mismo. Otra cosa a tener en cuenta es que si eres una persona muy activa que le gusta la “vidilla”, es probable que te canses del ambiente, ya que son muchos días en el mismo sitio, y al tener allí todo lo necesario puedes terminar un poco harto.

Aún así, yo me quedo con lo maravilloso de sus ventajas y seguiré reservando Todo Incluido cada vez que vaya en plan relax.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *