Escapadas de invierno: los mejores destinos para hacer esquí

esqui-estacion
En esta publicación, te traemos consejos para que disfrutes de unas vacaciones de esquí inolvidables.

Con la llegada del invierno y de la nieve, algunos destinos se llenan de turistas amantes de deportes de nieve, como el snowboard o el esquí. Y es que no hay nada mejor que poder disfrutar de la adrenalina que provoca descender una montaña nevada en esquís. A continuación, hablaremos de las mejores estaciones de esquí de Europa.

Las mejores estaciones de esquí

1. Andorra: elegimos el país vecino por la proximidad y la facilidad para llegar. Andorra ofrece a los visitantes más de 300 km de pista de esquí. Andorra tiene la estación de esquí más grande de los Pirineos, Grandvalira, de 210 km y con más de 138 pistas. Le siguen en importancia Vallnord-Pal Arinsal, con 63 km de pistas, Ordino Arcalís, con 30,5 km de pistas y Naturlandia, con más de 15 km de pistas.

2. Los Alpes: la cumbre más alta de los Alpes es el Mont Blanc, con 4.810 metros de altitud. Muchos esquiadores consideran los Alpes como el paraíso del esquí. La estación más importante es Les Très Vallées, con más de 600 km de pistas, entre las que destaca Val Thorens, que está a más de 2.000 metros de altitud y es la más alta de Europa. Luego viene Tignes, con más de 300 km de pistas y una cota máxima de 3.465 metros. En tercer lugar, destacamos Les 2 Alpes, con 220 km de pistas.

3. Países nórdicos: los países escandinavos también son un paraíso de deportes de invierno. Hemsedal tiene 130 km de pistas y es uno de los mejores destinos de esquí de los Alpes escandinavos. En Suecia, destaca la pista de Åre, que está situada cerca de Estocolmo y tiene 111 pistas. Por último, en Finlandia puedes ir a la estación de Ylläs, con 55 km de pistas y un desnivel de 518 km.

estacion-de-esqui

¿Qué necesitas para esquiar?

Antes de que vayas a esquiar, debes conocer algunos objetos imprescindibles que tienes que llevar contigo. Es necesario que vayas protegido contra el frío, con la vestimenta adecuada, y contra posibles accidentes, llevando casco y gafas.

Pantalones y chaqueta de esquí: tienes que elegir prendas cómodas, que contribuyan a la flexibilidad y movimientos de las piernas y brazos al esquiar. La ropa de esquí debe ser transpirable y resistente al agua.

Ropa térmica: un esencial para sobrevivir al frío de la montaña. Además de protegerte del frío, te ayudan a mantenerte seco.

Casco: es recomendable que lleves casco para garantizar tu seguridad. Si tienes un accidente o te caes y te golpeas la cabeza, no sufrirás daños importantes.

Gafas: la nieve refleja los rayos de sol, por eso es necesario llevar unas gafas adecuadas para evitar deslumbramientos o lesiones en los ojos.

Gorro y guantes: muy necesarios para proteger tu cabeza y tus manos.

Botas: busca una opción cómoda, que mantenga los pies calientes y aislados de la nieve.

Esquís: debes tener en consideración la modalidad de esquí que vayas a practicar, tu nivel de práctica, talla y constitución física.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *