El Parque nacional de Timanfaya  

Parque Nacional de Timanfaya Lanzarote
¿Tienes la posibilidad de escaparte unos días estas Navidades? ¿Estás planeando ya tus vacaciones de Semana Santa o verano? ¿Vas a aprovechar algún fin de semana o puente para visitar algún lugar? Pues hoy vamos a proponerte un destino que maravilla a todo el que lo visita. Nos estamos refiriendo a Lanzarote, que tiene muchísima cosas que ofrecer al turista: preciosas playas, paisajes espectaculares, interesantes museos, grandes espectáculos, una exquisita gastronomía…

Sin lugar a dudas, uno de los grandes atractivos de esta isla canaria es el Parque Nacional de Timanfaya, del que hoy queremos hablar ampliamente. ¿Te gustaría acompañarnos? ¡Te aseguramos que no te vas a arrepentir!

Orígenes del Parque Nacional de Timanfaya

Situado en la preciosa isla de Lanzarote, el Parque Nacional de Timanfaya puede presumir de ser el único miembro de La Red Española de Parques Nacionales predominantemente geológico. Además, es una muestra del volcanismo en la Región Macaronésica. Al parecer, el origen de este paraje natural data del siglo XVIII, y más concretamente del periodo que va de 1730 a 1736, ya que durante esos años, y también en 1824, tuvieron lugar diferentes erupciones volcánicas que dieron lugar a las estructuras geomorfológicas que hoy podemos observar. Con el fin de proteger esta área de gran valor, fue nombrado Parque Nacional en 1974. Además, el Parque Nacional de Timanfaya es Reserva de la Biosfera por la UNESCO (en realidad lo es toda la isla) y Zona de Especial Protección para las Aves.

Parque Nacional de Timanfaya Lanzarote1

La región volcánica más extensa de las Canarias

El Parque Nacional de Timanfaya es la región volcánica con más extensión de las Islas Canarias. De hecho, ocupa una superficie de 51,07 kilómetros cuadrados, en los que se pueden encontrar números volcanes. Es sí, de todos ellos destacan las Montañas del Fuego, la Montaña Rajada y la Caldera del Corazoncillo. Lo que más impresiona es que aquí todavía hay actividad volcánica. Es más, en algunos puntos la superficie llega a los 120º C, mientras que a 13 metros de profundidad podemos encontrar temperaturas de 600º C.

Parque Nacional de Timanfaya Lanzarote2

Las maravillas del Parque Nacional de Timanfaya

Como podrás comprobar tú mismo en las imágenes que te mostramos a continuación, el paisaje de este parque nacional parece sacado de otro planeta. Y es que podrás ver desde lava petrificada, hasta desiertos de cenizas volcánicas, pasando por cráteres, grietas o suelos que, como te hemos comentado antes, a poca profundidad tienen una temperatura propia del mismísimo infierno. También hay que tener en cuenta que, al tratarse de una zona en la que la presencia humana ha sido prácticamente inexistente, supone un lugar perfecto para investigar procesos de colonización biológica. Además, queremos destacar que también se trata de un territorio con una gran variedad biológica, pudiendo encontrar 180 especies de vegetales. Por supuesto, no podemos olvidarnos de la diversidad cromática, que te maravillará.

Parque Nacional de Timanfaya Lanzarote3

La Ruta de los Volcanes

Dentro del Parque Nacional de Timanfaya hay tramo de unos 14 kilómetros que está acondicionado. Se trata de la Ruta de los Volcanes, un recorrido que está incluido en el precio de la entrada. La ruta comienza en el Islote de Hilario y va descubriendo los principales monumentos volcánicos formado durante los últimos siglos, diferentes tipos de lavas, hornitos como el Manto de la Virgen, tubos volcánicos, el Valle de la Tranquilidad y los impresionantes cráteres de Timanfaya. Además, es importante que tengas en cuenta que en el restaurante El Diablo podrás disfrutar de los platos más típicos de la isla cocinados con el mismo calor que emana de la tierra. A continuación te dejamos con nuestra galería, donde podrás encontrar más imágenes de este precioso parque nacional situado en Lanzarote. ¡No te lo pierdas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *