El equipaje de mano de un viaje en tren


De todos los medios de transporte que conocemos, los viajes en tren suelen ser los más confusos a la hora de decidir que equipaje llevamos. Al igual que los viajes en avión, se permite llevar equipaje de mano pero ¿qué es lo que debemos llevar en esa maleta que nos acompañará durante el trayecto? Lo irónico de este equipaje es que siempre te das cuenta de lo que te hace falta cuando llegas a tu destino.

Los viajes en tren pueden ser un verdadero placer visual gracias a las vistas panorámicas y la belleza exterior, pero después de un tiempo, el campo parece que tienen el mismo aspecto. Cuando llega la noche, no eres capaz de ver nada así que debes llevar en tu maleta algo que te pueda entretener. Los libros suelen ser la solución perfecta.

Aunque hoy en día, las reinas de los viajes son las tabletas. Además de trabajar, podrás divertirte de manera selectiva durante todo el trayecto. Otro de los objetos que debes llevar es una chaqueta. A determinadas horas puede hacer algo de fresco en el tren por lo que tu chaqueta se convertirá en tu mejor compañera. No te olvides de meter en tu neceser tus artículos de belleza básicos o un kit de aseo, que contenga por lo menos jabón, desodorante, cepillo de dientes y pasta, y algo de colonia.

Si el viaje es de larga distancia, procura llevar cerca algo de comida. Aunque puedas disfrutar de ciertas comidas en la cafetería del tren, todos tenemos de vez en cuando algún antojo. Lleva comida que no se aplaste fácilmente en el interior de tu maleta. Los chicles pueden convertirse en un imprescindible de viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *