El archipiélago del fin del mundo


En el Norte del Círculo Polar Ártico hay un lugar mágico llamado “El archipiélago del fin del mundo” y que, pese a sus condiciones climáticas y geográficas, es un destino maravilloso que merece la pena conocer. Uno de los lugares más bonitos del mundo y que se compone de varias islas que pertenecen a Noruega. Allí puedes descubrir un paisaje espectacular, además de una flora y fauna realmente especial.

Una de las mejores cosas que tiene es que es un lugar muy tranquilo, con lo que podrás disfrutar de la experiencia mucho más por mucho que el clima sea bastante frío. De todas formas, tiene la gran ventaja de que no se congela como sí lo hacen otras zonas del Círculo Polar. Esto se debe principalmente a que sus montañas son muy altas, lo que hace que funcionen como un muro e impidan la entrada del clima tan frío del resto de la zona.

Actividades al aire libre


El archipiélago del fin del mundo es un lugar mágico para practicar deportes o actividades al aire libre. Uno de los mejores lugares para ello es Lofoten, en el que el montañismo es uno de los deportes más practicados gracias a la espectacularidad de sus paisajes. También destacan otros como el senderismo o los de nieve cuando es la época más fría del año.

Turismo


Aunque sea un lugar muy tranquilo, lo cierto es que aquí llegan turistas de todo el mundo. Muestra de ello es que en sus islas puedes encontrar tres aeropuertos que tienen llegadas y salidas de diferentes partes del mundo. Si buscas espectacularidad y quedarte con la boca abierta ante un paisaje, este archipiélago es el lugar perfecto para hacerlo y aislarte del mundo durante tus vacaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *