De viaje con la cámara de fotos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Es ya muy habitual que en cualquier tipo de viaje que hagamos vayamos acompañados de nuestra cámara de fotos digital. A unos les gusta más que a otros eso de ir haciendo fotos por cada sitio que pasamos, pero al fin y al cabo raro es aquel viaje del que no conservamos ni una foto que nos recuerde nuestra presencia en algún lugar del mundo. Por eso nunca viene mal tener algunas ideas básicas para que nuestras fotos salgan lo mejor posible.

En primer lugar, y aunque muchos no lo hagan, es importante que leamos el manual de nuestra cámara de fotos. Es cierto que puede dar pereza hacerlo, pero es la única forma de aprovechar al máximo el aparato en cuestión. Un buen lugar para hacerlo puede ser en la espera del aeropuerto y así hacer más amena la espera, o incluso durante el mismo trayecto del viaje.

Tenemos que tener en cuenta también que el viaje que vamos a hacer es para disfrutarlo, por lo que tampoco es una buena idea estar todo el rato queriendo sacarle fotografías a todo lo que se nos cruce por nuestro camino. Además ten en cuenta que la tarjeta de memoria de tu cámara tendrá un límite. No la llenes demasiado pronto. Busca lugares recónditos e inusuales de fotografiar. No te centres sólo en los monumentos típicos. Si te sales un poco de lo tradicional podrás descubrir también lugares increíbles que fotografiar. Las fotos buenas te pueden llevar su tiempo,el amanecer y el atardecer por ejemplo son algo precioso en cualquier lugar del mundo.

Un último consejo, no dejes de fotografiar a la gente. Personas que estén trabajando o paseando por las calles, o incluso otros turistas, además de tus compañeros de viaje, pueden resultar algo muy atractivo a la hora de tomar una fotografía. Eso sí, intenta siempre pedir permiso antes de hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *