Consejos para viajar en autobús


casi todo el mundo, se pueden realizar diferentes viajes en autobús. Tomar un autobús de un país a otro o entre ciudades puede ser una manera muy interesante de ahorrarse algo del presupuesto que tenemos asignado para nuestros viajes. A diferencia de los viajes en avión, los autobuses son bastante más lentos y, a veces, un poco más incómodos. Este último aspecto, el de la incomodidad, es una de las razones principales por las que muchas personas deciden buscar otro medio de transporte.

Si se realizan viajes de larga distancia, hay que tener en cuenta otros factores como por ejemplo: las paradas que realizará el autobús para “estirar” las piernas, los baños de que dispone, etc. El tema baños, como en otros medios de transporte, es bastante delicado, ya que mucha gente no es demasiado cuidadosa cuando decide hacer sus necesidades.

Debes organizar bien tu viaje y tener en cuenta el tema de las paradas, ya que si se realizan demasiadas y quieres llegar a una hora en concreto puede que no sea posible. Lleva contigo comida y agua para tomarte algo cuando te apetezca. Ten en cuenta que sí viajas solo, seguro que te toca un compañero de asiento con el que tengas que estar codo con codo durante bastantes horas.

Como te toque un compañero hablador y tú solo quieras descansar, el viaje puede convertirse en un verdadero infierno. No te olvides de llevarte alguna almohada inflable para poder descansar mejor. Este tipo de almohadas apenas ocupan espacio y te permitirán disfrutar mucho más de tu viaje en autobús.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *