Consejos para viajar a Oporto

Oporto-Portugal
Por su proximidad a España, Oporto es una de las ciudades que muchos tenemos en mente a la hora de organizar una escapada. Una escapada y unas vacaciones de verano, ya que la ciudad más importante de Portugal después de Lisboa lo tiene todo para enamorarte durante un buen puñado de días.

Si tienes intención de viajar allí próximamente, te recomiendo tener en cuenta una serie de consejos como los que vas a poder leer a continuación. No son excesivamente concretos, pero son los típicos consejos generales que siempre viene bien conocer para no ir con dudas.

¿Cómo voy del aeropuerto al centro?

El hecho de que el Aeropuerto Francisco Sá Carneiro esté a 12 kilómetros del centro de la ciudad te obliga a coger transporte público o un taxi a menos que hayas alquilado un coche. Estas son las opciones que tienes a tu alcance:

Taxi: Cuesta unos 25 euros, así que no es una opción muy recomendable si se quiere ahorrar.

Autobús: Por 5 euros puedes llegar en una media hora al centro de Oporto, ya que para en Boavista y en la Avenida de los Aliados. Los autobuses salen coincidiendo con la llegada de los vuelos, así que no tendrás que esperar mucho.

Metro: De seis de la mañana a una de la madrugada se puede coger la línea E del metro, que en menos de media hora te deja en el centro de la ciudad. Es la opción más económica, ya que solo cuesta 2 euros.

puente-Oporto

¿Vale la pena coger el bus turístico?

Es algo muy de guiri, es verdad, pero lo cierto es que el bus turístico puede ser muy útil para ver lo más bonito de la ciudad en muy poco tiempo. A mí personalmente me gusta más recorrer las calles, y en el caso de Oporto creo que es lo más sensato porque la mayoría de puntos de interés se concentran en el casco antiguo. Otra cosa es que quieras coger el Funicular Do Guidais, con el que te libras de subir la cuesta que hay entre la Praça da Batalha y la Ribeira, o uno de los tranvías que se mueven por el centro, muy recomendables por el simple hecho de ser históricos.

Lo que no te puedes perder

Como he dicho anteriormente, Oporto es una ciudad que da para mucho, para más de lo que uno pueda imaginar. Eso sí, dependiendo de tus gustos querrás hacer unas cosas y otras, pero lo más normal es que te merezca la pena visitar lo que menciono a continuación:

Avenida de los Aliados (es el corazón del centro de Oporto).

Estación Porto São Bento (te impresionará su hall de 20.000 azulejos pintados a mano).

Librería Lello (una de las más bonitas del mundo).

La Torre de los Clérigos (es un campanario que se ha convertido en el símbolo de la ciudad).

La Ribeira (Es una zona colorida y pintoresca declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco).

Casa de Música (es una maravilla arquitectónica).

Bodegas de vino (el vino de Oporto es uno de los más populares del planeta).

Ayuntamiento-de-Oporto

Delicias gastronómicas

Oporto también destaca por su gastronomía, que acompañada de un buen vino de Oporto gana todavía más. De entre los platos más típicos me gustaría destacar los siguientes:

Bifanas: deliciosos panecillos rellenos de carne de cerdo.

Tripas a moda do Porto: es tripa rellena con trozos de chorizo y frijol blanco.

Bacalhau a Brás: bacalao muy bien acompañado en una cazuela con huevo, patatas fritas y cebolla.

Francesinha: es una especie de sándwich que se elabora con pan de molde tostado relleno de embutidos como mortadela, jamón cocido o chipolata (es un tipo de salchicha fresca).

Natas: son dulces parecidos a los pasteles de Bélem.

Artículo recomendado: 7 pueblos portugueses con mucho encanto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *