Ciudadela de Namur: un destino milenario para descubrir

ciudadela-namur
La Ciudadela de Namur es conocida históricamente porque fue construida pensando en que desempeñaría un papel clave en el centro de Europa y por haber sido nombrada por Napoleón como la “termitera” de Europa por las numerosas galerías que tenía. No obstante, es un enclave que tiene mucho encanto, además de historia, que bien merece la pena ser descubierto. ¿Qué contiene? ¿Qué hay que ver? Aquí contamos los principales detalles.

Dónde está

La Ciudadela de Namur, como su nombre indica, está en Namur, que se localiza en Bélgica. Más concretamente, Namur es la capital de la provincia del mismo nombre y de la región belga de Valonia.

Atractivos

La Ciudadela de Namur es uno de los principales atractivos de esta localidad y uno de sus más importantes puntos de atracción turística. Esta gran edificación sigue siendo hoy en día una de las fortificaciones europeas más importantes de Europa. Además, está considerada como Patrimonio Excepcional de Valonia.

Esta fortificación tiene especial relevancia histórica y patrimonial por su posición táctica, ya que está situada en la colina, entre la confluencia de los ríos Mosa y Sambre. Es una zona que, además, en el pasado, era un cruce de caminos de comunicación continentales, lo que le valió ese nombre de ‘termitera’. Y es que cuenta con siete kilómetros de túneles subterráneos. Un hito importante en el siglo XVI, período en el que comenzó a construirse. Alrededor de 100 años después se construyó una nueva torre de defensa llamada Terra Nova y que hoy en día es un centro de visitas y exposiciones.

Además, es muy llamativa porque tiene 190 metros de altura, lo que permite ver a Namur desde lo más alto. Aparte de observarla desde el exterior y las panorámicas, también conviene conocer su interior, que se ha ido teniendo con el paso de los años un uso más social en lugar de militar.

ciudadela-namur
De hecho, fue objeto de la construcción de un hotel, un teatro y un estadio de juego. Estas atracciones no existen hoy en día, pero sí se puede visitar la ciudadela para ver las panorámicas de esta capital de Valona, que son impresionantes.

La ciudadela puede recorrerse con visitas guiadas para conocer toda su historia y secretos. En concreto, existe la posibilidad de realizar tres recorridos. Uno de ellos comprende las catacumbas, que es quizá la más espectacular. En ella se ven 500 metros de galerías restauradas para conocer la historia de la Ciudadela. En la actualidad, se han dispuesto animaciones 3D y efectos de sonido para una experiencia más inmersiva y reforzar la narrativa.

Otra ruta pone el foco en el centro Terra Nova para conocer los 2.000 años de historia urbana y militar europea en los que esta fortaleza fue la gran protagonista. Una narración que se apoya en imágenes, mapas y vídeos a escala real.

La tercera ruta se hace con un tren turístico que recorre la zona amurallada y permite ver magníficas vistas de la ciudad. Durante la visita, también se cuentan historias de esta fortificación.

Todos estos atractivos se completan con un teleférico urbano que une el centro de la ciudad con la ciudadela en tan solo unos minutos, siendo la primera infraestructura de estas características en la región y que está especialmente enfocada a los turistas.

El objetivo es así contribuir a que los visitantes se familiaricen más con ella y puedan conocer más sobre esta edificación que constituye toda una herencia militar y cultural. No en vano se tiene ante sí a un edificio que es testimonio de millones de años de historia geológica y humana que se pueden recorrer a través de sus paredes y diferentes estancias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.