Lo que no debería faltar en tu botiquín si viajas a países tropicales

botiquin-viaje-paises-tropicales
Viajar es de lo mejor que se puede hacer en la vida, por no decir que es lo mejor. Sin embargo, en ocasiones surgen dudas cuando se trata de volar hacia un país tropical, ya que tememos no ir lo suficientemente preparados.

Para que viajes con toda la tranquilidad del mundo sin miedo a lo que pueda pasar, he decidido preparar este artículo que te servirá de guía para preparar un botiquín a prueba de imprevistos. Hay ciertas medicinas y recomendaciones que no hay que pasar por alto, así que toma nota y disfruta.

Antibióticos

Se utilizan para frenar la acción de las bacterias, motivo por el cual también se conocen como antibacterianos. Lo ideal es concertar la visita con un médico, pero en caso de no ser posible y si la fiebre es muy elevada, nunca está de más tomar Amoxiciclina en las dosis recomendadas en el prospecto.

Antihistamínicos

Tienen como objetivo reducir o eliminar los efectos de las alergias, algo que es posible bloqueando los receptores de la histamina. Piensa que la picadura de un insecto puede provocar una reacción alérgica.

Si vas a conducir en tu lugar de destino, ten en cuenta que hay antihistamínicos que provocan somnolencia. Son los de primera generación, como el Polaramine, el Atarax o el Actithiol. Por eso es recomendable decantarse por otros como los de segunda generación (Ebastel, Cetirizina y Levocetirizina) o los de tercera generación (Aerius o Xazal).

alergia

Analgésicos y antiinflamatorios

El ibuprofeno y el paracetamol son los más populares. Son muy útiles para solucionar dolores de cabeza o musculares y va bien llevarlos siempre encima. Se suelen suministrar por vía oral y no suelen tardar mucho en hacer efecto.

Antidiarreicos

Esto es de lo más imprescindible en un botiquín que se prepara antes de viajar a un país tropical. ¿Por qué? Porque al beber agua del grifo o comer en un mercado corres el riesgo de sufrir la diarrea del viajero, también conocida como gripe intestinal. En el 30% de los casos te deja entre dos y tres días en cama, así que es como para tomárselo muy en serio. Antidiarreicos como la loperamida pueden ser la solución. Eso sí, no hay que suministrarlo si es un niño de dos años quien sufre el problema o si la diarrea va acompañada de sangre o fiebre alta.

Los fermentos lácteos vivos también son de gran ayuda porque recuperamos el equilibro de la flora bacteriana, mientras que el Ciprofloxacin y el Sulfametoxazol-trimetoprima son recomendables en casos de diarrea moderada cuando no es posible acudir a un hospital.

Antifúngicos

Para evitar o curar las infecciones por hongos, Clctrimazol y Miconazol son dos fármacos muy válidos. También hay que pensar en la Clorhexidina como colutorio o enjuague bucal que nos mantiene al margen de posibles infecciones bucales provocadas por un hongo.

colutorio

Antisépticos

La polividona yodada es un desinfectante que va de maravilla para curar pequeños cortes en la piel. Betadine e Hibitane son los productos que te recomiendo en este caso.

Cremas solares

No hace falta decir que en los países tropicales el sol golpea con fuerza, por lo que es imprescindible llevar una buena crema solar siempre encima. No es necesario ir a la playa para quemarse, como tampoco es una excusa eso de no echarse crema porque “soy moreno y estoy acostumbrado”. Cuanto mayor sea el factor de protección mejor.

Repelentes de insectos

Los insectos pueden ser tu dolor de cabeza en un viaje tropical, sobre todo los temidos mosquitos. Por eso deberías rociarte la parte de los brazos y las piernas que va a estar al descubierto dos veces al día. Te recomiendo Relec Extra Fuerte, que es el que se suelen llevar quienes van a países con riesgo de contraer malaria, dengue o fiebre amarilla. Está compuesto por DEET 50%, aceite de lavanda y aceite de geraniol. El DEET es el ingrediente que se utiliza en todos los repelentes de insectos y no debe aplicarse sobre la piel si hay alguna herida.

repelente-de-insectos

Equipamiento básico

Todo lo anterior es muy importante, pero lo más básico de todo es lo que menciono en este apartado. En tu botiquín de viaje a un país tropical no pueden faltar unas tijeras, apósitos, esparadrapo, imperdibles, pinzas, gasas estétiles, pinzas… Nunca se sabe lo que puede pasar.

Artículo recomendado: Vacunas necesarias para viajar al Sudeste Asiático

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *