Béisbol en Japón


Por extraño que te parezca, cada año muchos profesionales y aficionados al béisbol tienen una parada obligatoria en Japón. Curiosamente las ligas de aficionados son tan populares como la liga profesional. Hay noticias diarias en prensa y televisión sobre los partidos y la publicidad ocupa sitios destacados en los transportes públicos.

Si bien los uniformes, las normas y los aficionados recuerdan a los de Estados Unidos, la cuna del béisbol, el deporte entró en el país en 1870 y con el paso de los años se ha ido fortaleciendo tanto que, incluso de manera no oficial, se adoptó como deporte nacional igualando en popularidad al Sumo. Desde 1950, los 12 equipos profesionales japoneses se han dividido en dos ligas; Central y Pacífico. Hay también 2 ligas menores: Occidental y Oriental, formadas por 6 equipos cada una. La Central es la liga más popular de las 4, sobre todo debido a los Gigantes de Tokio.


La finalización del estadio Tokio Dome, en 1988, proporcionó a los jugadores y aficionados el primer lugar específico diseñado para soportar grandes masas (54.000 aficionados) y largos juegos. Con césped artificial, la Cúpula se utiliza también para muchos otros eventos. Desde el nacimiento de Tokio Dome se han construido otros estadios por diferentes regiones de Japón.


Primavera (marzo) y verano (agosto) son las épocas en las que se practica más el béisbol. Los padres animan desde muy pequeños a sus hijos a participar en las liguillas de las escuelas primarias donde ya la competencia es feroz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *