Aprende a leer un mapa


Viajar es toda una aventura. A veces nos conviene dejarnos llevar en un viaje organizado y planificado, pero otras veces es lo que realmente nos apetece es ir por nuestra cuenta, a nuestro libre albedrío y sin guía. Para todos esos casos en los que hemos de movernos por un terreno desconocido, conviene que aprendamos a leer los mapas de forma correcta. ¿Quién te dice que no necesitarás guiarte por tu cuenta con la única ayuda de un mapa?

Moverte por un país extranjero sin perderte, sobre todo si no dominas el idioma local, pasa necesariamente por saber entender un mapa y poder guiarte por él. A continuación te explicamos ciertas cosas básicas que te ayudarán a conseguirlo sin problemas.

La escala y la leyenda


No todos los mapas son iguales. Entre otros, los hay especiales con rutas para viajar por carretera, con indicaciones turísticas y de lugares de interés, o especiales para andar por montes y zonas rurales. Tendrás que elegir el que más se adecue a tus necesidades. Antes de nada, oriéntate en el mapa buscando el norte (que vendrá señalizado). Después tendrás que revisar la escala (suele venir indicada al pie del mapa). Si la escala es 1: 150.000, quiere decir que una unidad del mapa corresponde a 150.000 unidades en la realidad.

El siguiente paso es aprender a descifrar la leyenda del mapa, que es la que te dará un montón de información. Los símbolos de la leyenda te dicen cómo se representa cada cosa en el mapa: por ejemplo, las líneas azules que señalan los ríos, las líneas rojas de las carreteras principales, o las amarillas de las carreteras secundarias.

Mapas para la montaña

Los mapas topográficos son muy útiles para hacer rutas de senderismo sin perderse o, simplemente, para andar por el campo. Es importante aprender a usar un mapa y una brújula en la montaña.

En los mapas topográficos, perfectos para andar por el campo, las montañas aparecen en color marrón o verde. Algo que debes aprender a descifrar en estos mapas son las líneas de contorno, que te indican la orografía del terreno, ya que cada línea marca una altura sobre el nivel del mar. Si la pendiente del terreno es muy pronunciada, las líneas de contorno estarán muy juntas, y cuando el terreno es más llano, las líneas aparecen más separadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *