La historia de la Torre Eiffel
La Torre Eiffel es una estructura realiza en hierro que se encuentra al noroeste de Champ de Mars en París (la capital de Francia). En los últimos 120 años, la Torre Eiffel se ha convertido en un símbolo de París, así como de Francia. Es una de las atracciones turísticas más importantes del mundo. Considerada un icono de la Revolución Francesa, la Torre Eiffel ha sido espectadora de un sinfín de historias que, a más de uno le gustaría conocer.

Sin lugar a dudas, es una de las estructuras más famosas del mundo. Atrae a gentes de todos los rincones del mundo. Se estima que la visitan al año entre 5 y 7 millones de personas al año. Tal es su altura que se pueden divisar un total de 42 millas desde su punto más alto en un día claro. La construcción de la Torre Eiffel comenzó el 26 de enero de 1887, y se prolongó durante más de dos años antes de que se completara finalmente el 31 de marzo de 1889.
La historia de la Torre Eiffel
A pesar de que fue inaugurada el 31 de marzo, se abrió para el público un mes después, el 6 de mayo de 1889. No mucha gente sabe esto, pero la Torre Eiffel fue construida como un arco de entrada para la “Exposición Universal de 1889”. Sin embargo, otro de los objetivos de la construcción de la Torre era demostrar que el hierro era una de las mejores opciones para construir, ya que era tan fuerte como la piedra, pero más ligero. Los gastos finales de su construcción llegaron a ser de 7.799.401,31 francos.

La estructura fue diseñada por el famoso ingeniero francés, Gustave Eiffel. Curiosamente, Gustave Eiffel fue la persona que construyó la armadura de la Estatua de la Libertad. Otras personas que participaron en la construcción de la Torre Eiffel fueron Maurice Koechlin y Emile Nouguier. Aparte de ellos, 50 ingenieros y 132 trabajadores trabajaron durante un período de dos años para construir esta torre. No se informó de ninguna víctima mortal durante su construcción.