Visita a la Ciudad Prohibida

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La Ciudad Prohibida, también conocida como el Palacio Museo o Gù Göng, es uno de los lugares de Beijing que no te puedes perder. Aunque se encuentra en la zona más turística de la capital de China, sus bares y restaurantes tienen precios muy razonables para poder tomar algo o comer sin mayores quebraderos de cabeza. Será importante que te pases por alguno de ellos antes de iniciar una visita que será muy agradable para tus sentidos, pues te servirá para coger fuerzas.

A las 8:30 horas se abren las puertas y se puede empezar con la visita. Aunque puedes ir más tarde, te recomendamos que vayas muy temprano porque así podrás pasear tranquilamente. Evita la hora punta si es posible y ten en cuenta que la entrada cuesta 60 yuans (unos 6 euros al tipo de cambio actual).

Cuando estés en la Ciudad Prohibida, podrás sentir lo que se vivió en el Imperio Chino durante las dinastías Ming y Qing. Recuerda que se construyó entre 1402 y 1420 y hoy en día cuenta con más de 980 edificios. Desgraciadamente, sólo el 20% de esos edificios son accesibles, porcentaje que va aumentando con el paso de los años en favor de los turistas.


Es posible alquilar una audioguía para visitar pabellones y palacios. Esta te costará 40 yuans (4 euros). Eso sí, tendrás que dejar una fianza de 100 yuans (10 euros) hasta que devuelvas el dispositivo en las mismas condiciones en las que lo recibiste.

Afortunadamente, los carteles no sólo están escritos en chino, también están en inglés. Eso te permitirá ubicarte relativamente con facilidad gracias a los mapas. Un recorrido virtual previo también te puede servir de ayuda para saber qué es lo más interesante que hay por visitar. Por último, recuerda que puedes llegar a la Ciudad Prohibida en metro (línea 1 hacia Tiannanmen Oeste o Este) o bus (1, 4, 52 y 728).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *