Viajar a la Isla de Pascua


La isla de Pascua es una misteriosa isla que se conoce por ese nombre aunque oficialmente se llama la isla de Rapa Nui y tiene una extensión de 117 m2. Está en el Océano Pacífico, a unos 2.000 kilómetros de la Polinesia y a 3.700 de Chile, que es el país al que pertenece territorialmente. Un lugar al que se llega por la curiosidad de descubrir una pequeña isla volcánica que no tiene apenas vegetación.

Lo más interesante de esta isla es ver los famosos Moais, que son esculturas en piedra y que están repartidas por toda la isla y protagonizando todos los paisajes. Muchos antropólogos visitan esta isla para poder descubrir su origen, pero lo cierto es que por mucho que pasen los años sigue habiendo muchos mitos y leyendas sobre esta isla, además de múltiples supersticiones. Los Moais está en el Parque Nacional de Rapa Nui desde el año 1935.


Hay más de 1.000 esculturas de Moais por toda la sila, talladas en toba volcánica y en diferentes estados de conservación, siendo la que mejor se conserva el Ahu Tahal, que está en Hanga Roa, la capital de la isla. Una de las esculturas más impresionantes es el Ahu Te Pito Kura, que tiene varias piedras redondas sobre su cabeza, algo que llevan muchas otras pero que como hay tantas teorías nadie sabe exactamente porqué unas llevan piedras en la cabeza y otras no.

En cuanto a los lugares que hay que visitar, lo principal en su capital, Hanga Roa, y el volcán Ranu Raraku, una maravilla natural que tiene una belleza espectacular. También es muy interesante Orongo, donde puedes encontrar un importante centro ceremonial en el que hay varias cavernas que dan paso a varios acantilados. Si vas hasta Anakena te encontrarás con la playa más grande de la isla, un paraíso tropical con un montón de cocoteros y aguas de un color azur-verde precioso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *