Viajar a isla Korcula


Flotando al oeste de la península croata, con deslumbrantes vistas del cristalino Adriático, las montañas descomunales del litoral y las islas Skoji, Korcula goza de una ubicación envidiable. Su entorno natural es igualmente bonito. Abarca tan sólo 65 kilometros (41 millas) en su punto más ancho, pero la esbelta isla está rodeada de verdes bosques llenos de pinos, viñedos fértiles y arbustos verdes.

Korcula es “dueña” de un envidiable clima mediterráneo suave y cuenta con un litoral salpicado de playas llenas de guijarros, bahías y calas muy atractivas. Una de las mejores playas se encuentra en Przna Bay, cerca de Lumbarda. No te vayas sin darte un buen baño. Arquitectónicamente hablando, la isla lleva el sello inconfundible de la República de Venecia, sobre todo en Korcula Town, que dominó la vida local durante ocho siglos.


La isla suele ser visitada por turistas de entre 30-55 años, europeos, atraídos por un ritmo de vida tranquilo y una arquitectura histórica. El mes más frío del año es enero con una temperatura de unos 9 ° C, y el mes más cálido es julio con una temperatura de 26 ° C. La mejor época para visitarla es entre mayo y octubre, cuando el clima es cálido y los días son largos y soleados.


En la ciudad, encontrarás una bonita colección de casas tradicionales, iglesias centenarias, calles empedradas y gruesos muros de piedra que rodean todo. En el corazón de este santuario histórico está la Catedral de San Marcos, que deslumbra a todos sus visitantes por su impresionante mezcla de arquitectura gótica y renacentista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *