Seis visitas imprescindibles en Sevilla

Plaza de Espana
Situada a orillas del Guadalquivir, Sevilla está considerada como una de las ciudades más bellas del mundo, algo que no es de extrañar si tenemos en cuenta que la capital andaluza esconde numerosos atractivos turísticos, destacando su casco antiguo, que alberga algunos monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO; y barrios y calles con mucho encanto. Por supuesto, no podemos olvidarnos de su oferta gastronómica, de sus fiestas; de su oferta cultural y de ocio; y, por supuesto, de la hospitalidad de sus gentes. En definitiva, se trata de una ciudad que merece la pena descubrir.

Son tantos los atractivos turísticos de Sevilla que si dispones de poco tiempo te resultará complicado descubrirlos todos. Por eso, hoy en Vuela Viajes queremos proponerte seis visitas que deberás realizar sí o sí si tienes la oportunidad de viajar a la capital andaluza. ¿Te gustaría acompañarnos?

La Catedral y la Giralda

La Giralda
Como no podía ser de otra manera, vamos a comenzar hablando de la Catedral de Sevilla, que se levantó en el siglo XII sobre la Gran Mezquita. Está considerado como el templo de estilo gótico más grande del planeta. Del anterior edificio árabe se conserva el alminar, conocido como la Giralda, desde donde se obtienen unas vistas fantásticas. Además, durante la visita a la Catedral podrás contemplar el Patio de los Naranjos, obras renacentistas y la tumba de Cristóbal Colón.

Parque de María Luisa y la Plaza de España

Parque Maria Luisa
No podía faltar en esta lista la Plaza de España, que se encuentra en el interior del gigantesco Parque de María Luisa. La plaza, obra de Aníbal González, se construyó con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929, y mezcla elementos típicos de la ciudad (ladrillo visto, cerámica y forja) con el estilo renacentista. En cuanto al parque, fue donado a finales del siglo XIX por la Infanta María Luisa Fernanda de Barbón a la ciudad de Sevilla.

Real Alcázar

Real Alcazar
Otro lugar de Sevilla que merece la pena visitar es el Real Alcázar, un conjunto de palacios rodeados por una muralla que comenzaron a construirse en la Alta Edad Media. Aunque tiene aportaciones de todas las épocas, destaca el estilo mudéjar y el renacentista. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, ha servido como lugar de alojamiento de los miembros de la Casa Real Española y de los jefes de Estado durante sus visitas a la ciudad.

Barrio de Santa Cruz

Barrio de Santa Cruz
Como te hemos comentado al principio, Sevilla esconde barrios con mucho encanto. Sin duda, uno de los más bellos es el de Santa Cruz, que recorre el casco histórico de la capital andaluza. De hecho, aquí se encuentran algunos de los monumentos que te hemos comentado, como el Real Alcázar o la Catedral, además de otros edificios importantes, como el Archivo General de Indias, el Ayuntamiento y el Hospital de los Venerables.

Barrio de Triana

Triana
Otro barrio de Sevilla que hay que descubrir es Triana. Cuna de importantes flamencas, cantaores, toreros y marineros, este lugar está considerado como una ciudad dentro de la capital, ya que cuenta con sus propias tradiciones. Además, existe una separación física, ya que el Puente de Triana sirve como frontera. Del barrio destacan la Plaza del Altozano, la Real Parroquia de Santa Ana, la Parroquia de la O, la Calle de la Inquisición y el Mercado de Abastos.

Torre del Oro

Torre del Oro
Por último, y a sabiendas de que nos hemos dejado importantes lugares en el tintero, queremos hablar de la Torre del Oro, una torre albarrana ubicada en el margen izquierdo del río Guadalquivir, junto a la plaza de toros de la Real Maestranza. Forma parte de la muralla y data de principios del siglo XIII. Además, es importante tener en cuenta que alberga el Museo Naval.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *