Penghu, la bahía con forma de doble corazón

Penghu
¿Buscando lugares románticos? Seguramente habrás pensado en París, Venecia o Praga, que son tres ciudades a las que solemos recurrir para una escapada en pareja inolvidable. Sin embargo, debes saber que en el mundo hay otros destinos capaces de ofrecer ese nivel de romanticismo que estás buscando. ¿Un ejemplo? La bahía que hay en las islas Penghu, en el estrecho de Taiwán.

Un paraíso por conocer

Aunque no están en los catálogos de las principales agencias de viajes, hay que decir que estas islas tienen un encanto especial. De hecho, dicen que se formaron a partir de los reflejos de las estrellas, algo que puedes creerte o no dependiendo de las ganas que tengas de sentirte como si estuvieras en un lugar mágico.

Lo que sí es seguro es que se trata de un archipiélago formado por 64 islas que fueron esculpidas por el viento, el mar y los volcanes. Islas Pescadores, que es el otro nombre que reciben, están en el Trópico de Cáncer bañadas por aguas de color turquesa y habitadas por especies marinas de todo tipo.

Las Canarias asiáticas todavía no son muy conocidas por los turistas. Solo los asiáticos se animan a visitarlas con la esperanza de presenciar el espectáculo que comprende el Área Escénica Nacional de Penghu una zona protegida por el elevado valor de sus recursos naturales.

Penghu-bahia-corazones

¿Qué hacer en Penghu?

Si tienes la suerte de moverte por allí, que sepas que hay tres zonas claramente diferenciadas: Mar del Norte, Mar del Sur y Magong. En el Mar del Norte podrás contemplar aves de una belleza excepcional y practicar deportes acuáticos, mientras que en el Mar del Sur es donde está la preciosa bahía con forma de doble corazón que puedes ver en la primera imagen que ilustra este artículo. Por último, Magong es un área con varias islas conectadas por puentes.

Los famosos corazones están en Quimei

Quimei es la isla que debes visitar si quieres toparte con la bahía amorosa. Hay formaciones naturales muy curiosas, pero también las hay que son artificiales, como es el caso de las piedras que forman el doble corazón. Además, y esto sí que te disgustará, son una trampa elaborada para los peces, ya que éstos quedan atrapados en cuanto sube la marea. Eso sí, se trata de una técnica de pesca que ha quedado en desuso porque hoy en día existen otras técnicas más efectivas.

Penghu-playa
¿Qué más puedes ver en Quimei? Little Taiwán, una plataforma con la silueta de Taiwán que se puede contemplar desde un mirador situado en Donghu, al norte de la isla. También te recomiendo subir al acantilado Waiting Husband Reef, donde dice la leyenda que una mujer se asomaba cada día para esperar a que su marido regresara de faenar. Lo trágico fue que un día muy lluvioso su marido no regresó y decidió esperarlo eternamente en el puerto de Yueili, aunque finalmente se desplomó y cayó al mar, justo donde ahora hay una roca con forma abultada que recuerda a su barriga de embarazada.

Artículo recomendado: Las 3 mejores playas que verás en tu vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *