Ness, el lago más misterioso de Escocia


Sin duda, uno de los lugares más enigmáticos que podemos visitar en las Tierras Altas de Escocia, las famosas Highlands, es el lago Ness. Es una gran extensión de agua dulce, el segundo lago escocés más grande, que se encuentra a unos 39 kilómetros de la ciudad de Inverness.

Sus aguas oscuras y profundas han dado lugar a muchas leyendas. La más célebre y misteriosa es la que afirma la existencia de una monstruosa criatura que vive en el fondo del lago y al que todos conocen por Nessie.

El segundo más grande


A pesar de sus 56,4 kilómetros cuadrados de extensión, el lago Ness no es el más grande de Escocia (es el segundo en tamaño). Sin embargo, y dada su enorme profundidad (en el lugar más hondo mide, nada menos, que 226 metros), sí que es el de mayor volumen, el que más cantidad de agua contiene.

Estas dimensiones y lo oscuro de sus aguas (son muy negras ya que el fondo se deposita una gran cantidad de turba) hacen que hayan surgido a su alrededor numerosos rumores y leyendas oscuras.

Nessie, habitante de las profundidades


Y es que, si por algo es conocido en el mundo entero el lago Ness, es por las teorías que hablan de la existencia de Nessie, una criatura extraña que algunos afirman haber visto en el lago. De hecho, se ha convertido en uno de los reclamos turísticos más importantes de la zona, incluso hay barcos que pasean a los turistas para buscar al monstruo del Lago Ness.

Sin embargo, y a pesar de los rumores, los científicos afirman que no hay pruebas fiables de la existencia de esta criatura, un misterio de la criptozoología (o estudio de hipotéticos animales ocultos y extraños). Sin embargo, los rumores que hablan de Nessie se iniciaron hace ya más de 1.500 años, y han contribuido de forma increíble al desarrollo del folclore local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *