Los metros más espectaculares del mundo


Cuando uno visita una ciudad -sobre todo si estamos en un país diferente al nuestro, en otra latitud y con otra cultura-, todo le llama la atención. No solo nos atraen los monumentos o los lugares de interés más turístico, también nos gusta (al menos a mí) ver el discurrir de la vida cotidiana en las calles, pasear por las zonas menos volcadas hacia el turismo…

En este sentido, montar en el metro o en el autobús de las ciudades que visitas puede ser toida una experiencia, y más aún cuando algunos de estos medios de transporte son auténticos centros de interés turístico, como el pasa a los metros de muchas ciudades. Hoy hacemos un repaso por los metros más espectaculares del mundo.

Por belleza, dimensiones o antigüedad


El metro es un sistema de transporte indispensable en las grandes ciudades. ¡Qué sería de Madrid sin metro! O de Nueva York, París o Londres… ¡Cómo podría moverse la gente por estas colosales ciudades sin colapsarlas! Pues bien, estos medios de movilidad tan sumamente esenciales, son además un escaparate subterráneo de la propia esencia de la urbe.

Como el metro de Nueva York, por ejemplo, que es el más grande del mundo. Dispone de más de 468 estaciones y lo usan, nada menos, que casi 5 millones de usuarios todos los días. Además de los trenes normales, hay algunos express que paran solo en algunas estaciones.

El más antiguo del mundo en el metro de Londres, de 1863. Tiene 12 líneas y en él viajan todos los días más de tres millones de personas. El de París, de estilo Art Nouveau, también es muy antiguo. Sus 200 kilómetros de líneas conectan cualquier punto de la ciudad con el centro. Y, en la otra punta del mundo, también es curioso el metro de Tokio. Sus famosos empujadores profesionales ayudan a la enorme cantidad de viajeros a entrar en los vagones.

Y en España, Madrid cuenta con el segundo metro más grande de Europa y el tercero más antiguo del mundo (1919). Una curiosidad: los vagones circulan por la izquierda, y esto es porque fue proyectado por ingenieros ingleses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *