Lugares increíbles: la mina Bingham Copper


Desde el espacio, la Tierra se ve como una piedra de mármol liso, azul-verde, que gira lentamente alrededor del sol. Pero la visión es muy diferente en el suelo. Millones de años de agitación tectónica y la erosión, así como miles de años de modificación humana, han creado una superficie rota con zonas escarpadas, profundos barrancos y otras características fantásticas. Destacan entre estas formaciones los grandes agujeros que se pueden encontrar por todo el planeta.

Algunos de estos agujeros son naturales y otros, están realizados por los hombres. La mayoría de estas depresiones no suponen ningún problema para el hombre, aunque a veces, han aparecido grandes agujeros en las ciudades con unas medidas impresionantes. Hoy te hablamos de uno de estos “agujeros”: la mina Bingham Copper.

Nada inspira más a una persona a cavar un agujero tan grande como la promesa de conseguir mucho dinero. Esto es exactamente lo que llevó a los propietarios de la Compañía de Cobre de Utah a comprar una porción de Bingham Canyon, Utah, el 4 de junio de 1903. La excavación comenzó en 1906 cuando los trabajadores comenzaron a utilizar palas de vapor, cintas transportadoras, camiones y trenes para ir sacando los cientos de toneladas de mineral que extraían al día.

Este mineral no era solo cobre, también había oro y plata. Después de más de 100 años de excavación, el pozo de la mina mide 2.73 millas (4.4 kilómetros) de ancho y 0,7 millas (1,2 kilómetros) de profundidad y es la excavación más grande jamás hecha por el hombre. La mina ha producido alrededor de 18,7 millones de toneladas de cobre, por lo que también ha sido la mina más productiva del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *