Los pueblos más bonitos de Soria

Calatanazor
El mundo está repleto de lugares maravillosos, pero lo cierto es que no hace falta salir de España para encontrarlos. Y es que tenemos la suerte de vivir en un país repleto de atractivos: parajes naturales espectaculares, playas preciosas, ciudades cosmopolitas, yacimientos arqueológicos, un importante patrimonio cultural y, por supuesto, pueblos con mucho encanto. De hecho, en cualquiera de nuestras comunidades autónomas podemos encontrar rincones que merece la pena descubrir.

Hoy, por ejemplo, queremos trasladarnos a Castilla y León para hablarte de la provincia de Soria, un territorio que esconde pueblos realmente bellos. Hoy en Vuela Viajes queremos mostrarte algunos de los más bonitos. Eso sí, pedimos perdón de antemano por todos los que hemos tenido que dejar en el tintero. ¿Te apetece acompañarnos? ¡Te aseguramos que no te vas a arrepentir!

Calatañazor

Calatanazor1
En primer lugar, queremos hablar de Calatañazor, una pequeña villa que parece haberse quedado anclada en el pasado. Situado en una roca que domina la vega del río Albión, este pueblo de empinadas calles de trazado medieval está rodeado de un precioso entorno natural. Destacan los restos del castillo, la iglesia románica Nuestra Señora del Castillo y los restos del asentamiento celtibérico Voluce, que se encuentran muy cerca.

Burgo de Osma

Burgo de Osma
Un pueblo que no puede faltar en la lista es Burgo de Osma, que se encuentra al pie del río Ucero. Se trata de una villa antigua que alberga uno de los recintos medievales mejor conservados de la provincia. Por eso, ha sido declarada Conjunto Histórico-Artístico. Destaca la Catedral, uno de los edificios religiosos más importantes de Soria.

Medinaceli

Medinaceli
También queremos hablarte de Medinaceli, un pueblo con muchísimos atractivos como, por ejemplo, su casco histórico, que fue declarado Bien de Interés Cultural. Además, es importante tener en cuenta que en las proximidades es posible encontrar restos históricos de los romanos, los árabes y los cristianos, como el arco romano, la colegiata o la iglesia románica de Santa María la Mayor.

Vinuesa

Vinuesa
Otro pueblo que no puede faltar en la lista es Vinuesa, una villa situada en la comarca de Pinares. Uno de sus grandes atractivos es su privilegiada ubicación, al pie de los Picos de Urbión y de la Sierra de la Cebollera.

Caracena

Caracena
Al suroeste de la provincia encontramos Caracena, un pueblo que está enmarcado por tres cañones, ofreciendo un paisaje realmente bello. Todavía se conservan algunos restos de su época medieval, como dos iglesias románicas, además de las ruinas del Antiguo Hospital. Por supuesto, no podemos olvidarnos del rollo, situado en la plaza, aunque en los años 30 se situaba en la puerta de entrada de la muralla.

Berlanga de Duero

Berlanga de Duero
Como no podía ser de otra manera, también tenemos que hablar de Berlanga del Duero, una villa que ha sido declarada Conjunto Histórico-Artístico. Situado en una ubicación estratégica, el pueblo conserva el esplendor del pasado, albergando un importante patrimonio monumental. De hecho, conserva una de las fortalezas más espectaculares de Soria.

Almazán

Almazan
A orillas del Duero encontramos la villa de Almazán, que conserva huellas de su pasado: restos de la muralla, dos puertas de acceso, diversas iglesias… Recorrer todas sus calles es una maravilla, aunque destaca la plaza Mayor, ya que aquí se encuentra el Palacio de los Condes de Altamira, además de las iglesias. También merece la pena visitar la ruinas del convento de la Merced y el palacio de los Hurtado de Mendoza.

Ucero

Ucero
Por último, queremos hablarte de Ucero, un pueblo situado en una zona de origen cretácico. De la villa destaca su castillo templario, que se encuentra al lado de un mirador desde el que pueden obtenerse unas vistas fantásticas del pueblo y del Cañón del Río Lobos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *