Los pueblos más bonitos de Gales (que no puedes o no deberías perderte)

gales-pueblos
Gales es una de las naciones más bellas para hacer turismo, sobre todo, si se busca una combinación de historia, naturaleza y aventura. A pesar de su reducido tamaño, alberga muchos encantos como pueblos de gran belleza. En general, cuando se visita la zona, se tiende a ir a Cardiff, que es su capital. Pero hay mucho más que ver para conocer castillos en las que se libraron las grandes batallas de la historia y las cuevas de piratas o descubrir sus numerosas leyendas. Pero, no hay que perderse sus pueblos porque son una auténtica maravilla para la vista.

Beddgelert

Este pueblo es uno de los más bonitos y curiosos de ver porque el río Glaslyn divide sus calles. Esta localidad, que se halla en Gwynedd (región de Snowdonia), es muy pequeña y se caracteriza por ser muy apacible.

Es un pueblo de gran belleza natural, sobre todo en primavera, por la pequeña colina cubierta por violetas y árboles. Pero su atractivo no radica solo en esta particularidad. También es un municipio interesante por la leyenda sobre el príncipe Llyweling el Grande, que se cree que vivió allí.

Según cuentan, era un gran aficionado a la caza y siempre iba con sus perros, teniendo especial cariño a Gelert. Sin embargo, lo mató por creer que había atacado a su hijo en la cuna en lugar de ver que lo había defendido del ataque de un lobo. Ante su desconsuelo, levantó la tumba, que es uno de los principales atractivos turísticos y que da nombre al pueblo.

gales-pueblos

Betws-y-Coed

Más bello todavía –aunque todo es cuestión de gustos- es este pueblo, que está a la entrada del Parque Nacional de Snowdonia, que es conocida por ser la región natural de mayor belleza de todo Gales.

Allí pueden verse antiguas casas de piedra que albergan bares y restaurantes para comer el plato típico de cordero junto con una pinta de cerveza galesa. Además, es un buen entorno para hacer actividades al aire libre como acampada o senderismo, recorrer los bosques, lagos, montañas o ríos de alrededor. Por su puesto, no hay que perderse la cascada junto al puente de piedra.

Conwy

De este municipio, llama la atención sobre todo su castillo del siglo XIII, que se levanta sobre el río Conwy, así como su gran muralla medieval. El recorrido por este pueblo también debe llevar a ver la casa más pequeña del Reino Unido, que se encuentra en el puerto y la mansión isabelina Plas Mawr. Y, por supuesto, se debe recorrer High Street, que está repleta de cafeterías, librerías y restaurantes.

Beaumaris

Esta localidad es un pequeño pueblo pesquero por el que es ideal pasear por sus casas bajas de colores situadas en la calle principal y que llevan al castillo, que fue levantado por Eduardo I de Inglaterra. La bahía es también un lugar ideal para pasear y, para reponer fuerzas, bien merece la pena probar sus carnes y mariscos.

Llandudno

Este pueblo también se sitúa en la costa, estando bañado por las aguas del Mar de Irlanda. Este municipio, que es conocido como ‘La Reina de los resorts galeses’, vive teniendo como eje central el mar.

De hecho, en torno a su paseo marítimo, están los hoteles, pasarelas y las casas en las que hay que fijarse en sus fachadas victorianas. En sus alrededores, hay una gran variedad de bares y restaurantes.

Precisamente, en ellos, se cree que Lewis escribió el libro ‘Alicia en el País de las Maravillas’. Y, haciendo honor a ello, hay varias estatuas de los personajes de esta novela y que están distribuidas por las diferentes calles de esta localidad que es como un sueño al borde del mar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *