La floración de los cerezos en el Valle de las Caderechas de Burgos

Share on Facebook5Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

Valle-de-las-Caderechas-foto
Cada primavera, entre finales de marzo y principios de abril los cerezos florecen, regalándonos paisajes realmente hermosos. Afortunadamente, podemos ver este espectáculo de la naturaleza en diferentes puntos de la geografía española, más allá del famoso Valle del Jerte. Uno de ellos es el Valle de Caderechas, una comarca que se sitúa en la parte noroccidental de La Bureba, en la provincia de Burgos, Castilla y León.

Debido a las suaves temperaturas que se están viviendo en Burgos estos primeras semanas de primavera, la floración se ha adelantado unos quince días, así que ya podemos disfrutar de su bella estampa. Por eso, visitar este lugar puede ser un magnífico plan para la Semana Santa, sobre todo si te apetece estar en contacto con la naturaleza. Para acabar de convencerte de que visitar el Valle de Caderechas es una estupenda opción, hoy vamos a explicarte más detalles de este rincón natural. ¿Te gustaría acompañarnos? ¡Te aseguramos que no te vas a arrepentir!

Una floración más tardía

Aunque este año la floración de los cerezos se ha adelantado en el Valle de Caderechas, lo cierto es que es la más tardía de España. De hecho, aunque en muchas regiones fruteras la temporada comienza en abril, en este valle suele empezar en junio, prolongándose hasta la primera semana de agosto. Por eso, aquí pueden encontrarse cerezas de calidad cuando en otros rincones de España la producción ya ha sido vendida. Esto se debe al microclima de la zona. Según los fruticultores del lugar, durante las próximas jornadas en las zonas más bajas la floración estará al 50%, mientras que en las localidades más altas del valle estará al 30%. Por tanto, durante los próximos 10 o 15 días podremos disfrutar del manto de flores blancas de estos preciosos árboles.

Valle-de-las-Caderechas-foto1

Flora y fauna

El Valle de Caderechas se diferencia del resto de la comarca de La Bureba por su particular relieve, su microclima y su vegetación. Desde hace siglos es conocido por la calidad de su fruta. De hecho, en el Monasterio de San Salvador de Oña pueden encontrarse referencias a la producción de manzanas y cerezas que datan desde el año 1032. Aquí no solo podrás encontrar cerezos y manzanos, sino que en las laderas del Valle podrás descubrir bosques tupidos de quejigo, encina y pino resinero, además de monte bajo de brezo, tomillo y otros arbustos. En cuanto a la fauna, el valle acoge a corzos, ardillas, jabalíes y diferentes aves: herrerillos, carboneros, mochuelos, cernícalos, milanos, ratoneros…

Las cerezas y las manzanas del Valle de Caderechas

Es importante tener en cuenta que en este valle burgalés se producen 10 tipos diferentes de cerezas que, por cierto, tienen un sabor y un olor particulares. Otra de las frutas que se produce en este rincón situado a 60 kilómetros al norte de Burgos es la manzana. En concreto, aquí se cultiva la Manzana Reineta del Valle de las Caderechas, aunque este año se han producido bastantes menos de lo habitual.

Valle-de-las-Caderechas-foto2

Rutas de senderismo y patrimonio artístico e histórico

Como no podía ser de otra manera, los amantes de la naturaleza y el turismo rural tienen a su disposición numerosas rutas de senderismo que ofrecen al caminante bellas panorámicas. También queremos destacar el patrimonio artístico e histórico, con interesantes muestras de arquitectura popular. Además, debes saber que todos los pueblos de Las Caderechas ofrecen ejemplos de casas tradicionales. Mención aparte merece el pueblo de Oña, una auténtica joya medieval. A continuación te dejamos con nuestra galería, donde encontrarás más imágenes de este precioso valle de Burgos. ¡No te lo pierdas!

Artículo recomendado: Los pueblos más bonitos de Burgos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *