La Catedral de Sal, uno de los mayores logros arquitectónicos de Colombia

Catedral de Sal foto
Las catedrales se encuentran entre las principales atracciones turísticas de muchas ciudades de España y de Europa, pero también podemos encontrar catedrales que llaman mucho la atención en otras zonas del planeta. Sí, puede que no se trate de construcciones románicas ni góticas y que no hayan sido levantadas durante la edad media, pero muchas de ellas también tienen un encanto especial. Es el caso de la Catedral de Sal de Zipaquirá, uno de los lugares más visitados de Colombia.

Como te contaremos más detalladamente a continuación, lo sorprendente de este enclave religioso es que se encuentra a 180 metros bajo tierra. ¡Sí! ¡Sí! ¡Tal y como lo estás leyendo! ¿Te gustaría descubrir esta hermosa y sorprendente catedral más a fondo? ¡Pues entonces no te pierdas nada de lo que te contamos a continuación!

No es una verdadera catedral

Como te decíamos, hoy queremos hablarte de la Catedral de Sal, un impresionante templo construido en el interior de las minas de sal de Zipaquirá, en el departamento colombiano de Cundinamarca, a dos horas y media de Bogotá. Eso sí, a pesar del nombre, no es un verdadero templo catedralicio, ya que no es sede de ningún prelado. Aún así, se trata de uno de los santuarios católicos más celebres del país.

Catedral de Sal foto1

La historia de la Catedral de Sal

El origen de la Catedral de Sal se remonta a principios del siglo XIX, cuando se inició la construcción de los socavones en Zipaquirá. Sin embargo, no fue hasta agosto de 1953 cuando se inauguró la primera catedral, que comenzó a construirse tres años antes para que los obreros pudieran adorar a sus santos. Se encontraba en las antiguas galerías cavadas por los muiscas dos siglos antes. Eso sí, la catedral actual no se empezó a construir hasta 1991, 60 metros por debajo de la construcción antigua, a partir de proyecto del arquitecto Roswell Garavito Pearl, que ganó el concurso abierto por el Instituto de Fomento Industrial, la Concesión Salinas y la Sociedad de Arquitectos. La catedral definitiva se inauguró en 1995.

Una impresionante colección artística

Si tienes la oportunidad de visitar la Catedral de Sal podrás disfrutar de una espectacular colección artística compuesta principalmente de esculturas de sal y mármol. Eso sí, la construcción en sí misma ya es digna de ver, con una iluminación interior sobrecogedora y unas proporciones sorprendentes. De hecho, se trata de uno de los mayores logros arquitectónicos y artísticos de Colombia. Recorrerla te llevará alrededor de una hora, en la que es recomendable llevar zapato cómodo e ir abrigado.

Catedral de Sal foto2

Parque de la Sal

Es importante tener en cuenta que la Catedral de Sal forma parte del complejo cultural Parque de la Sal, un espacio cultural que está dedicado a la geología, la minería y los recursos naturales. Con un área de 32 hectáreas, el parque interesa tanto a los apasionados del ecoturismo, como a los amantes de las ciencias geológicas y a los turistas religiosos. Y es que alberga, además de la catedral, el Área de Bosques, el Embalse, la MINA, el Domo Salino y la plaza donde se encuentra una cruz de 4,20 metros de altura. Mención aparte merece el Museo de la Salmuera, que fue construido en los tanques ya en desuso. Aquí, los visitantes podrán aprender más acerca de la explotación de la sal, de los estudios geológicos y de la historia y construcción de la Catedral de Sal. A continuación te dejamos con nuestra galería, donde te mostramos un montón de imágenes de esta maravilla construida por el hombre. ¡No te lo pierdas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *