Historia moderna de Eritrea


Eritrea se extiende a lo largo del Mar Rojo y es una zona baja costera con un interior montañoso. Los períodos coloniales turcos y egipcios dejaron su legado en forma de numerosos edificios de interés y sitios. Su cocina refleja el período del gobierno italiano. Por estos motivos, Eritrea se ha convertido en un lugar en el que cada rincón te sorprenderá gratamente.

Los italianos fueron expulsados por los británicos en 1941. Después de la salida de los británicos, Eritrea se fusionó con Etiopía en un arreglo federal auspiciado por las Naciones Unidas en 1952. Se incorporó plenamente a Etiopía 10 años después. Tras una década de cambios, el gobierno de Eritrea y el Eritrea Frente Popular de Liberación (EPLF), comenzaron a luchar contra el gobierno comunista de Etiopía. Finalmente consiguieron expulsar a las fuerzas del gobierno de Eritrea a principios de 1991.

En 1992, el EPLF controlado por el Gobierno Provisional de Eritrea anunció un referéndum sobre el estatuto futuro de la zona. Con un 99,8% de apoyo social a favor de la independencia los resultados estaban más que claros. Supervisado todo el proceso por la ONU en abril de 1993, la nación fue declarada independiente completamente al mes siguiente.

A pesar de sus muchas vicisitudes, Eritrea cuenta con una abundancia de impresionantes atracciones naturales, incluyendo una gran variedad de vida silvestre. Respecto a la fauna, elefantes, leones, babuinos, gacelas, leopardos, avestruces y las tortugas estarán presentes durante tu visita a la zona. Si decides acercarte a las impresionantes playas de Eritrea, no será nada raro que puedas ver peces ángel, barracudas, peces mariposa, diversas variedades de cangrejos, pepinos de mar y medusas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *