Consejos para evitar el Jet Lag


¿Has organizado un viaje a la otra punta del mundo? Pues si ya lo tienes todo a punto, ahora toca el momento de pensar en el temido Jet Lag, que podría fastidiarte algunos días de esas vacaciones que tanto te mereces.

Jet Lag es un término en inglés que se refiere a una alteración de los ritmos biológicos de nuestro cuerpo, producidos cuando viajamos largas distancias a través de diferentes husos horarios, de este a oeste, o de oeste a este. Fatiga extrema, indigestión y problemas intestinales, pérdida de apetito, problemas de concentración y memoria o una sensación general de no encontrarse bien son algunos de los síntomas del también llamado mal del desfase horario. A continuación te damos unos cuantos consejos para que puedas evitarlo.
SEGUIR LEYENDO “Consejos para evitar el Jet Lag”

Adiós al jet lag


¿Quién no ha oído hablar alguna vez del jet lag? El jet lag es también conocido como síndrome del cambio de zona horaria. Se trata de una condición fisiológica que altera los ritmos circadianos de nuestro cuerpo, por lo tanto, se clasifica como un trastorno del ritmo circadiano. El ritmo circadiano es el ciclo de 24 horas en el proceso bioquímico, fisiológico y de comportamiento de nuestros cuerpos.

Pero, al parecer, este problema de los más viajeros se va a terminar. Deja tus pastillas para dormir en casa ya que se ha lanzado al mercado un producto que parece evita el jet lag. El nuevo dispositivo portátil pretende reajustar el reloj interno del cuerpo, ayudando a los viajeros de largas distancias a no tener ningún tipo de problema. Desarrollado por Flinders University en Australia el dispositivo ve la luz después de 25 años de investigación del sueño.
SEGUIR LEYENDO “Adiós al jet lag”

Causas y síntomas del “jet lag”


El reloj del cuerpo está programado para los ciclos regulares de luz y oscuridad. Este te permite saber cuándo es hora de comer, de dormir, de despertarse y realizar otras funciones. Al cambiar las zonas horarias, este reloj se sale de su sincronización habitual. Las condiciones del transporte aéreo también pueden contribuir al “jet lag“. Los síntomas del “jet lag” pueden variar, pero suelen incluir:

• Fatiga
• Alteraciones del sueño como insomnio, somnolencia durante el día o despertarse muy temprano
Irritabilidad
• Dificultad para concentrarse
• Dolores de cabeza
• Malestar estomacal, diarrea o estreñimiento

Los síntomas duran sólo unos días. Debes esperar alrededor de un día para recuperarte por cada zona horaria cruzada. Por ejemplo, si se cruzaron seis zonas de tiempo puede que necesites casi 6 días para habituarte a los nuevos horarios. Puedes no ser capaz de evitar completamente el “jet lag”, pero intenta tomar algunas medidas para ayudar a reducir los síntomas:

• Inicia el ajuste de tu ciclo sueño-vigilia antes del viaje. Cambia tus horarios unos días antes.
Descansa lo suficiente antes del vuelo. Si comienzas el viaje cansado te costará mucho más recuperarte.
• Bebe muchos líquidos durante el vuelo. Te ayudará a mantenerte hidratado.
• Evita el alcohol y la cafeína. Tanto el alcohol como la cafeína pueden hacer que te deshidrates. Además, el alcohol puede producir somnolencia.
• En el avión, restablece tu reloj a la zona horaria de tu destino. Actúa en consecuencia: si es de noche trata de dormir.