La playa más bonita de Europa

Calanque-den-Vau-Francia-desde-lejos
Es difícil decir qué playa es la más bonita de Europa sin arrepentirse nada más pronunciar el nombre de la elegida. En este caso me he decantado por Calanque d’en Vau, que no es ni mucho menos tan popular como la de Ses Illetes (Formentera) o la de La Pelosa (Cerdeña), que son dos de las que habitualmente aparecen en los rankings de playas espectaculares.

Está en Cassis, a una media hora de Marsella. Es el mejor exponente de la Costa Azul por su espectacular paisaje, aunque por desgracia no todo el mundo puede llegar hasta allí sin esfuerzo. De hecho, incluso hay gente que se ha perdido por el camino y no ha sido capaz de poner los pies en su orilla.
SEGUIR LEYENDO “La playa más bonita de Europa”

Una ruta por la Costa Azul


Uno de los destinos turísticos más famosos de Europa es la Costa Azul, que en verano se convierte en el centro del lujo y el glamour. Playas famosas, hoteles exquisitos y celebrities en cualquier rincón. Así es la Costa Azul, también conocida como la Riviera Francesa y que en los meses de verano se convierte en el Hollywood europeo.

Está en el litoral mediterráneo y abarca más o menos desde Marsella hasta Génova (ya en Italia). Son muchísimos los municipios que puedes encontrarte en toda su extensión, así que te haré un resumen de lo mejor para que sepas lo que tienes que visitar en una ruta por la Costa Azul:
SEGUIR LEYENDO “Una ruta por la Costa Azul”

St Paul de Vence en la Costa Azul


Muchos turistas quedan maravillados con este bellísimo pueblecito de la Costa Azul en la región de Provenza. El antiguo puesto fronterizo de St Paul de Vence, se encuentra situado entre Francia y Saboya, actualmente es una de las perlas medioevales de esta región del sur galo. Un pueblo amurallado que rezuma arte con más de 60 galerías desplegadas por sus calles históricas.

St Paul de Vence nos sorprende por cualquier rincón. Si miramos hacia el exterior, vemos unas impresionantes vistas de los campos de cipreses y sus pueblos de tejados rojos con piscinas y palmeras tropicales. Mientras que si le damos un vistazo hacia el interior del restaurado casco medieval, quedamos asombrados por las obras de arte desplegadas por las placitas, calles tortuosas y sus históricos edificios.


Uno de esos edificios más visitados es “La Colombe d’Or“, fue también muy frecuentado por Pablo Picasso cuando visitaba la zona. Como nunca tuvo casa en este pueblecito, se alojaba en este famoso albergue cuando recorría la Riviera. Era frecuente entonces pagar la habitación y la comida con pinturas, por lo que hoy se pueden admirar en el comedor dos obras de Picasso y Matisse, un restaurante solo al alcance de los bolsillos más exquisitos.

Este pueblo habitado actualmente por 3.000 personas, se convirtió en una próspera villa medieval por su variado comercio de higos, aceitunas y naranjas. Recorrer las murallas, la Rue Grande o la Grand Fontaine (1850), situada en una encantadora placita medieval, permite ver como muchos de los viejos edificios de los siglos XVI y XVII mantienen su encanto, a pesar de que muchos de ellos albergan boutiques, tiendas de recuerdos o galerías de arte.


La Iglesia Colegial y la Capilla de los Penitentes Blancos pueden completar la visita de la villa que solo guarda dos hoteles dentro de las murallas. La capilla fue en su día un antiguo templo dedicado a obras de caridad, decorada por el artista Folon con un inmenso mosaico de más de un millón de piezas pequeñas, vidrieras, pinturas y esculturas.

Fuera del recinto medieval te recomendamos desplazarte hacia la Fundacion Maeght y Aimé Maeght (1964). Fruto de una colaboración entre varios artistas y el arquitecto Josep Lluis Sert, muestra 9.000 obras de arte moderno y contemporáneo en medio de una naturaleza exuberante. Sólo a quinientos metros de la fundación se encuentra la Capilla de St. Charles y Saint Claude, del siglo XVII. Su visita es absolutamente imprescindible. Desde sus viejos muros se disfruta de la vista panorámica más fascinante de St Paul de Vence, un lugar inolvidable en el corazón de la Costa Azul.