El Parque Nacional Sooma, en Estonia


Situado al suroeste del país, el Parque Nacional Soomaa tiene una extensión de unos 400 kilómetros cuadrados. En este espacio podemos encontrar una gran variedad de ecosistemas naturales, desde pantanos, ríos, bosques y humedales con una gran variedad de flora y fauna autóctona.

Se creó con el objetivo de proteger la vida salvaje de los ecosistemas naturales que alberga. En sus pantanos y bosques conviven alrededor de unas doscientas especies de plantas, arbustos y árboles, y un montón de reptiles, aves y mamíferos autóctonos.

Gran diversidad de fauna y flora


El Parque Nacional de Soomaa es el destino turístico de naturaleza más importante de los países bálticos. Os brindará una estupenda oportunidad de descubrir auténticas maravillas: ríos serpenteantes, praderas y bosques pantanosos. Al llegar la primavera el parque se inunda de forma espectacular, un fenómeno que se ha llamado “la quinta estación”.

Entre las especies animales más interesantes que podréis encontrar en Soomaa, destacan las águilas reales, cigüeñas negras, búhos, pájaros carpinteros, y diversas especies de aves zancudas. También os podéis topar con alces, jabalíes, castores, lobos, linces y osos pardos.

Dada su gran belleza e interés natural, el Parque Nacional de Sooma recibe más de 45.000 visitantes al año, de los cuales un 10% procede de otros países. La entrada es gratuita. En sus inmediaciones encontraréis alternativas para alojaros, así como restaurantes y otros establecimientos de hostelería.

Un lugar para disfrutar


El parque cuenta con un centro de visitantes en el que podréis encontrar toda la información práctica necesaria para disfrutar al máximo de vuestras excursiones por el parque de Soomaa. De hecho se recomienda hacer los recorridos recomendados; más de diez senderos que os llevarán por los alrededores del parque.

Además de practicar senderismo, en el parque se pueden realizar otras actividades lúdicas. Como, por ejemplo, navegar en canoa por el pantano de Kuresoo, uno de los más importantes del país. O hacer rutas con raquetas de nieve en invierno, observar la gran variedad de aves que existen, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *