El espectacular Puente del Alamillo en Sevilla


Sevilla es una de las ciudades más bonitas de nuestro país, y es que bien merecidamente que se ha ganado eso de que «tiene un color especial». Monumentos espectaculares, calles con muchísimo encanto, edificios cargados de historia… un sinfín de lugares que poder visitar y en los que poder disfrutar de todo lo que tienen que ofrecerte. Una de las muchas cosas que puedes ver adornando el paisaje de esta ciudad es el Puente del Alamillo, uno de los más bonitos de Andalucía, al menos en mi opinión.

Este puente, espectacular donde los haya, se construyó con motivo de la Expo del 92 que acogió la ciudad hispalense. Está en la conocida como Isla de la Cartuja y es uno de los cuatro puetnes que se construyeron para albergar aquella cita. El Puente del Alamillo cruza el meandro del río de San Jerónimo y se necesitaron casi 3 años para su construcción, aunque tras ella no tardó mucho en convertirse en uno de los símbolos de la ciudad, lo que hace que sea visita imprescindible si vas a estar en Sevilla.

El puente fue un diseño de Santiago Calatrava y tiene un pilar de 132 metros de altura que se inclina casi 60 grados. De ese pilar, el único que tiene, sobresalen 13 cables, que es lo que le da el aspecto tan original y bonito que tiene. La inclinación del pilar se debe a que en un principio se iba a construir otro puente a su lado, pero al final no se hizó y se quiso conservar el Puente del Alamillo con su diseño original.

Está claro que es un lugar muy bonito para poder visitar en cualquier momento del día, aunque es imprescindible que lo veas también por la noche ya que con toda la ciudad iluminada luce de forma espectacular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *