Dulce Bélgica


Si eres un adicto al chocolate este es tu paraíso. Bélgica es famosa por dos grandes vicios: la cerveza y el chocolate.

El país ahora produce 172.000 toneladas de chocolate al año y aunque la técnica se ha copiado en toda Europa, el chocolate de Bélgica es único. Hay, aproximadamente un total de 2.000 tiendas especializadas en chocolate a lo largo de este pequeño país.

Lección de historia

No es de extrañar que el Museo del Chocolate (Musée du Cacao et du Chocolat) es una de las paradas más populares para los turistas hacer un recorrido turístico de la ciudad. Situado en la multitud de la Grand-Place, el museo muestra los orígenes del chocolate, la llegada del cacao a Europa y las leyendas que rodean a este maravilloso producto llamado el “alimento de los dioses”.

Vámonos de tiendas chocolateras

No puedes dejar de hacer un recorrido por las tiendas que durante generaciones familiares han trabajado con este delicioso producto.
Las tiendas situadas en torno a las principales zonas turísticas, como la Grand-Place y la Place de Grand Sablón son las más caras.

– Neuhaus:
Grand-Place 27
Paraíso para el chocolate-adicto.
– Pierre Marcolini:
Place du Grand Sablón 39
Considerado por muchos como el mejor chocolatero del mundo.
– Godiva:
Place du Grand Sablón 47
Recetas celosamente custodiadas y de temporada.
– Léonidas:
Bd. Anspach 46
La más popular y barata.


Realiza una visita guiada

Si después de todo esto todavía no estás cansado de tanto chocolate, puedes realizar alguna visita guiadas. Algunos chocolateros ofrecen tours en sus fábricas donde podrás ver cómo trabajan el chocolate: colocación en los moldes y decoración por parte de los artistas del chocolate. Dos de los tours más tentadores son los que se realizan por Le Chocolatier Manon y Chocolaterie Duval.

Bélgica,
>

También te puede interesar...

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *