Descubre la Isla Tiberina en Roma


Todos sabemos que Roma es una ciudad con mucho encanto, por eso es una de las más visitadas en todo el mundo. Un lugar lleno de rincones mágicos y en el que siempre te quedará algo por descubrir. Una de las zonas más bonitas que puedes visitar es la Isla Tiberina, que está en plena ciudad y es el lugar más llamativo del río Tiber a su paso por la capital italiana.

Una isla en medio de una ciudad y que tiene 270 metros de longitud y 70 de ancho. Es muy famosa gracias a que hace tiempo albergó el Templo de Esculapio, el dios griego de la medicina. Después de su construcción, todos los romanos visitaban la isla, y hoy en día es uno de los lugares más curiosos y especiales de la ciudad. Actualmente, sobre las ruinas de ese templo está la Iglesia de San Bartolomeo.

Mucho entretenimiento

En la antigüedad, los criminales más peligrosos eran desterrados a Tiberina, pero nada queda de aquello y ahora es uno de los lugares más mágicos de la ciudad. Es especialmente interesante durante la época veraniega ya que se ponen muchas terrazas para disfrutar del buen tiempo. Además, en cualquier época del año encontrarás restaurantes, bares, cine al aire libre y hasta un pequeño mercado.

Cómo llegar

Para llegar a la Isla Tiberina tendrás que cruzar el Puente Fabricio, que une Tiberina con el barrio judío. Es el segundo puente más antiguo de la ciudad, solo por detrás del Puente Milvio, construido en el año 62 antes de Cristo. La Isla Tiberina es el lugar perfecto para pasar un día de ocio, especialmente cuando hace buen tiempo ya que muchos romanos acuden allí a tumbarse en la orilla y pasar un rato agradable. Aunque no tenga playa, estar a los pies del río Tiber es algo único y que le aporta un toque muy especial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *