Cuenca, Patrimonio de la Humanidad


Panorama de Cuenca

Cuenca es una de las ciudades que más sorprende a todos los turistas que viajan por España. Y no lo es por casualidad. En 1996 fue nombrada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Situada en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, es una de las ciudades medievales mejor conservadas de España. Su exacta ubicación podríamos decir que está entre las hoces del río Júcar y su afluente, el Huécar.


Puente de San Pablo

El clima es mediterráneo continental, con temperaturas suaves en verano y frías en invierno. Las lluvias suelen ser abundantes en el entorno debido a la orografía montañosa de la Serranía de Cuenca. Se llegan a superar los 500 mm. En los meses de verano llueve muy poco.


Catedral de Cuenca

Con una población bastante modesta de 53.000 habitantes, su casco antiguo cuenta con algunas de las muestras arquitectónicas más originales del país. Sin duda, los edificios estrella son las Casas Colgadas. Contruidas en la Baja Edad Media, desafían a la gravedad con sus balconadas de madera literalmente suspendidas en el aire. La mejor forma de verlas es cruzando el puente de San Pablo, no apto para personas que sufren de vértigo. Este puente, de madera y hierro, cruza la hoz del Huécar desde el convento de San Pablo hasta la base de las casas. Desde allí, se recomienda subir por la callejuela de las Casas Colgadas hasta llegar por fin a la Plaza Mayor.


Hoz del Huécar

Allí nos encontraremos con la Catedral, contruida después de la Reconquista. Su parte frontal, con dos ventanales al aire libre, es el punto de salida de un itinerario que nos lleva desde la calle San Pedro hasta el castillo, rodeado de edificios medievales pintados con tonos muy alegres que nos hacen agradable el garbeo.


Plaza Mayor de Cuenca

Luego de haber visto lo más visitado de Cuenca, lo mejor es ir por la ronda de Júcar, un camino tranquilo por callejuelas empedradas y terrazas que nos permiten seguir el curso del río y divisar rincones muy agradables para la vista. Cuando llegamos a la parte baja de la ronda, seguimos por Alfonso VIII y podremos disfrutar de otra de las clásicas contrucciones de la ciudad: los rascacielos. Se trata de edificios volcados en la hoz del Júcar que además de crecer hacia arriba se prolongan hacia abajo.


Cuenca de noche

Si queremos disfrutar de más rincones increíbles, nos podemos pasar por el Museo de Arte Abstracto o por el Museo de la Ciencia de Castilla-La Mancha. Conviene comentar que Cuenca aspira a ser Capital Europea de la Cultura en el año 2016.


Casas colgadas

Lugares y eventos que no te puedes perder

– Semana Santa de Cuenca
– Fiestas de San Mateo (del 18 al 21 de septiembre)
– Feria y fiestas de San Julian (a finales de agosto)
– Tesoro Catedralicio
– Fundación Antonio Saura-Casa Zavala
– Museo de la Semana Santa de Cuenca
– Espacio Torner
– Iglesia de San Nicolás
– Iglesia San Pantaleón, ruinas
– Iglesia de San Pedro
– Iglesia de Santa Cruz
– Iglesia de El Salvador
– Seminario
– Ruinas Castillo con el Arco de Bezudo
– Parador Nacional (Antiguo Convento de San Pablo)
– Puente de San Pablo

2 comentarios

  1. Cuenca es una ciudad fascinante donde se aprecia lo antiguo y lo moderno cuando se pasea por sus calles. Conocerla es captar nuestro pasado más inmediato.

    La ciudad mantiene la armonía entre lo celestial y lo terrenal reflejado en el respeto a la naturaleza y su integración en su conjunto arquitéctonico (civil y religioso).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *