Comer en Venecia


La comida italiana es una de mis favoritas por mucho que se diga que es de la menos sana, ya que aunque mucha gente se piense que allí solo hay pizzas y pasta, lo cierto es que en su gastronomía puedes encontrar pescados, mariscos, quesos y deliciosos vinos. Una de las ciudades en las que mejor se come es Venecia, quizás por ser una de las que más turistas atrae cada año, lo que hace que se esfuercen cada día más por tener la mejor comida para todo aquel que visite la ciudad.

Si vas a viajar a Venecia y quieres saber qué puedes comer durante tu viaje te echaré una manita para que puedas orientarte. Lo que más destacan son sus trattorias y rosticcerie, que son los restaurantes más baratos de la ciudad y en los que encuentras todo tipo de pastas, pizzas, mariscos y pescados. Toma nota de lo que puedes comer en Venecia:

Pescado y carne: Los pescados venecianos son famosísimos y hay una gran variedad, aunque si hubiera que destacar alguno, serían el pez de San Pedro, las anguilas o el rape. Las carnes también son deliciosas, sobre todo el hígado que es una de las grandes especialidades de la cocina veneciana. Tanto carne como pescado suele acompañarse de un cuenco de arroz como complemento.

Pasta y pizza: Todo lo que te puedas imaginar y más. Hacer una recomendación en este apartado es difícil ya que depende mucho de los gustos de cada uno, pero sin duda la pizza veneciana debes probarla durante tu estancia en la ciudad de los canales.

Dulces: Si te gusta la repostería descubrirás un auténtico paraíso en tu viaje a Venecia. La tarta de San Marcos es el dulce más tradicional y famoso de la ciudad, y además hay un montón de pastelerías en las que probar mil y una exquisiteces. Las gominolas son todo un lujo, aunque no te vayan mucho te recomiendo probar algunas. Por supuesto, el helado italiano, todo un clásico y una de las mejores cosas que tiene la comida de ese país.

Bebidas: Además de una gran carta de vinos de todo tipo, un capuchino es lo mejor para cualquier momento del día, especialmente en el desayuno o a media tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *