Comer en Berlín

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Me encanta escribir sobre viajes y, muy especialmente, sobre la gastronomía que te puedes encontrar en cualquier lugar, y es que al menos a mí me encanta cuando voy de viaje a cualquier ciudad poder no solo conocer sus rincones más interesantes sino también degustar sus platos más típicos.

Así pues, hoy me gustaría hablarte de gastronomía, claro está, en este caso de la que te puedes encontrar en Berlín, sin duda una de las ciudades europeas más atractivas para todos los turistas gracias a lo internacional que es, a la fantástica vida nocturna que tiene, al gran ambiente que se respira, a todo lo que tiene que ofrecer y, cómo no, a su comida tradicional. Toma nota de estos consejos para comer en Berlín:

– En primer lugar debo decirte que es una gastronomía multicultural gracias a la influencia que con el paso de los años han tenido en ellas culturas como la turca, la india, la pakistaní, la checa o la polaca.

– En Berlín te encuentras con la ciudad alemana que mayor número de restaurantes premiados tiene, así que sin duda disfrutarás de la alta cocina si es lo que te gusta, aunque también tienes otros lugares más económicos en los que también puedes comer maravillas.

– Una de las comidas que más éxito tiene es la comida rápida, que allí suelen ser todo tipo de salchichas alemanas y que te puedes encontrar en varios puestos callejeros, casi siempre de perritos y que lo normal es aderezarlo con curry y salsa de tomate.

– A mí me encantan los bares que sirven la comida tradicional, como las tascas de aquí, y que allí puedes degustar en platos que llevan muchas patatas, pepinos, verduras, coles, aves de corral y el cerdo, todos ellos los principales ingredientes de la cocina alemana en general y berlinesa en particular.

– El menú del día que conocemos aquí se llama “unter de Woche” y en él sueles encontrar muchos de los platos tradicionales como el Eisbein (codillo de cerdo con col), el Sauerkraut (puré de guisantes con repollo), Rinderbrust (carne de res con rábanos picantes) o Kasseler (cerdo ahumado).

– Casi todos los platos se suelen servir con patatas, salsas varias, postres, leberwurst (embutido a base de hígado de puré) o puré de patatas.

– Como recomendación, los restaurantes que mejor combinan calidad y precios económicos están en los barrios de Neukölln y Kreuzberg.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *