Un bosque sumergido en el lago Kaindy de Kazajistán


¿Has oído hablar del lago Kaindy alguna vez? Yo tengo que reconocer que hasta ahora desconocía su existencia, pero después de observar las fotografías que podrás ver en la galería que te adjuntamos al final del artículo, y saber cómo pudo formase un rincón tan asombroso como éste, me muero de ganas de verlo en persona.

El lago Kaindy se encuentra en las montañas Tian Shan, en Kazajistán, y tiene el honor de ser reconocido como uno de los lugares más raros del mundo gracias al bosque que quedó sumergido bajo el agua y que aún se conserva. ¿Quieres saber cómo ha sido esto posible? ¡Te lo contamos a continuación!

Un deslizamiento de tierra

Los árboles que puedes observar en las fotografías son ejemplares de picea schrenkiana que quedaron anegados por un enorme deslizamiento de tierra, provocado por un terremoto a principios del siglo XX. Desde entonces, los troncos de los árboles llevan sumergidos y sobresalen por encima del nivel del agua como si fueran agujas.

Un aspecto fantasmagórico

El lago está situado a una altura de 2.000 metros, tiene 400 metros de largo y alcanza una profundidad de unos 30 metros en algunos puntos. Como el agua es tan fría, ha preservado las ramas de los árboles por debajo de la línea del agua. Por su parte, las algas dan una sensación de arboles aun vivos. Todo ello produce un aspecto casi fantasmagórico.

Agua como el cristal

Su color está causado por depósitos de cal y otros minerales que se han filtrado en el agua desde la creación del lago poco más de un siglo atrás. Cuanto más cerca se está, más clara parece el agua, prácticamente como el cristal. Incluso, a veces es posible observar las truchas que se introdujeron en el lago en 1930.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *