Las 10 cafeterías de París que no puedes dejar de visitar

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Les-Deux-Magots
Tu visita a París no estará completa si no tomas algo en alguna de sus numerosas cafeterías. Y no nos referimos solo a sus establecimientos centenarios, refugios de artistas, escritores e intelectuales durante décadas, sino también a los establecimientos especializados en café que han aflorado por toda la capital francesa durante los últimos años, influenciándose de regiones como Escandinavia, Australia, Nueva Zelanda y América del Norte, e introduciendo diferentes técnicas y granos procedentes de los mejores productores de café del planeta.

Los interiores de muchas de las cafeterías más emblemáticas de París son realmente bellos, pero en algunos casos también merece la pena disfrutar del café en las terrazas, algunas de las cuales cuentan con veladores y estufas para mitigar las bajas temperaturas. Y es que no hay que olvidar que en la capital francesa está prohibido fumar en los locales. Además, verás que en muchas terrazas las sillas no están rodeando la mesa, sino mirando hacia la calle para que los clientes puedan empaparse del espíritu de la ciudad. Hoy en Vuela Viajes queremos hablarte sobre 10 cafeterías de París que no puedes dejar de visitar. ¿Nos acompañas?

Café de la Paix

Cafe-de-la-Paix
En primer lugar, queremos hablar del Café de la Paix, que se encuentra en el IX Distrito de París, en el cruce del Bulevar de las Capuchinas y la Plaza de la Ópera. Inaugurado en 1862, ha sido declarado monumento histórico por el gobierno francés.

Les Deux Magots

Les-Deux-Magots1
Otro café histórico de la capital es Les Deux Magots, que se encuentra en el barrio Saint-Germain-des-Prés, en el VI Distrito de París. En realidad, los “magots” son dos figuras chinas situadas en el interior. Por aquí han pasado numerosos artistas: Hemingway, Simone de Beauvoir, Picasso, Sartre…

Café de Flore

Cafe-de-Flore
En el mismo barrio encontramos el Café de Flore, un café brasserie que ha sido cuna del movimiento existencialista y testigo de numerosas conversaciones entre intelectuales de todas las épocas. Hoy en día también es muy conocido por su chocolate caliente.

Café Procope

Cafe-le-Procope
El Café Procope está considerado como el café más antiguo de París. Y es que abrió sus puertas en 1686. Ubicado en el VI Distrito de París, también ha sido refugio de artistas e intelectuales. Hasta Napoleón fue cliente de este establecimiento.

Café des Deux Moulins

Cafe-Des-Deux-Moulins
El Café des Deux Moulins, que se encuentra en el XVIII Distrito de París, se hizo famoso en 2001 gracias a la película “Amélie”, ya que era dónde la protagonista trabajaba como camarera. Su nombre se debe a que está próximo al Moulin Rouge y al Moulin de la Galette.

La Rotonde

La-Rotonde
En el Barrio Latino encontramos La Rotonde, un café de 1911 al que artistas como Picasso o Modigliani acudían cuando todavía no eran famosos. Al parecer, ambos pagaban sus cafés con sus dibujos

Café Angelina

Cafe-Angelina
No podía faltar en nuestra lista el Café Angelina, que fue inaugurado a principios del siglo XX por Antoine Rumpelmayer. Desde ese momento, el lugar ha sido muy sofisticado y elegante y, de hecho, la aristocracia de la época se daba cita en su salón.

Coutume Café

Coutume-Cafe
También queremos hablarte de Coutume Café, una cafetería franco-australiana de vanguardia en la que puedes escoger el método de preparación del café. Y es que los granos se tuestan allí mismo. Además, tienen diferentes opciones de almuerzos.

Café Lomi

Cafe-Lomi
Otra cafetería franco-australiana que queremos mostrarte es el Café Lomi, en el que los granos son seleccionados de forma exclusiva. Por supuesto, también se tuestan allí mismo. Además, debes saber que aquí se venden paquetes de café.

HolyBelly

Holybelly
Por último, queremos hablar de HolyBelly, un bonito local inaugurado en 2013 en el que pueden verse influencias canadienses, como la máquina de pinball que hay en una esquina. Aquí encontrarás buen café, buena comida y un servicio excelente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *