Razones para visitar Gent


Gent, situado en Bélgica, nació en la confluencia de los ríos Leie y Schelde. En el siglo XIII, Gent y Brujas se unieron por el canal, y casi 100 años más tarde más de 5.000 trabajadores ya trabajaban en el sector textil en la ciudad. Durante años y años el sector textil estuvo en pleno auge pero vertían sus contaminantes al río Leie, lo que hizo que tomara un color lamentable.

Las cosas han mejorado mucho en los últimos 10 años; el Leie ha sido limpiado, el turismo está en auge y la prestigiosa universidad de la ciudad atrae a estudiantes de todo el mundo. Esta afluencia de jóvenes ha convertido a la ciudad en un sitio especialmente vibrante, enérgico y con mucha historia sin quedarse anclado en el pasado. Si todavía no te has decidido a visitar esta ciudad, aquí tienes algunas razones por las que deberías ir:


Evita las multitudes. El centro medieval de Gent es un poco menos bonito que el de Brujas, pero mientras que los turistas de allí están todo el día esperando colas y metiéndose en multitudes, en Gent no encontrarás sitios agobiantes y podrás realizar visitas muy a gusto.

Comer, beber y ser feliz. Cuando se trata de comer, Gent cuenta con algunos de los mejores restaurantes regionales belgas. Algunos de los platos típicos de la zona son: waterzooi (crema de caldo de pollo) y paling in’t Groen (anguila en salsa verde).


El canal de Gent y, en concreto el lado Graslei, es uno de los más bonitos lugares del país, y está bordeado por un montón de cafés y restaurantes. El buen tiempo y sus terrazas te invitarán a sentarte y disfrutar de las vistas.

Bélgica,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *