Plaza del Trocadero en París


La Plaza del Trocadero es, al menos para mí, uno de los lugares más bonitos de París ya que está justo en frente de la Torre Eiffel y tiene a un lado el río Sena y al otro el Palacio de Chaillot, un paisaje lleno de magia. Es un lugar muy famoso en Francia no solo por las privilegiadas vistas sino también por la inmensa belleza de los jardines que tiene y que hacen que, en su conjunto, sea una de las vistas más impresionantes de la ciudad.

El gran emblema de la Plaza del Trocadero es la Fuente de Varsovia, construida por Roger Henri Expert y que tiene un montón de estanques en cascada que dan vida a una especie de piscina gigantesca con forma rectangular y en donde varios cañones arrojan chorros de agua desde los extremos. Uno de los grandes atractivos de la ciudad, especialmente cuando llega la noche y varios cañones de luz convierte al agua en la protagonista de un increíble espectáculo para la vista que no te puedes perder.

Siempre verás un montón de turistas en esta plaza inmortalizando cada rincón con su cámara de fotos. Tiene también varias esculturas de los años 30, como “La mujer de Baque” o “El hombre de Traverse”, ambos también objetivo de múltiples fotografías cada día. En los Jardines del Trocadero podrás pasarte todo un día de relax dando un paseo o tomándote un refresco.

El Palacio de Chaillot está situado en la cima de la colina que lleva su nombre y se edificó en el año 1937. Alberga unos cuantos museos así que si vas a estar en la Plaza del Trocadero pásate por allí para ver el Museo del Hombre, el Museo de la Marina, el Museo del Cine Henri Langlois y el Museo de los Monumentos Franceses, un lugar muy interesante donde tienes una recopilación a pequeña escala de los monumentos más importantes que hay distribuidos por todo el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *