La Ciudad Encantada, un parque natural de Cuenca que debes visitar

ciudad-encantada-foto
Muchas veces te animamos a descubrir otros países de Europa y del resto del planeta, pero lo cierto es que no hace faltar salir de España para conocer rincones maravillosos. De hecho, todas las provincias de España esconden lugares que merece la pena visitar. Por ejemplo, en Cuenca, Castilla-La Mancha, podemos descubrir lugares tan increíbles como su capital, cuyo centro histórico fortificado es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, o sus variados paisajes, que están llenos de contrastes. De hecho, aquí podrás encontrar desde la clásica llanura manchega hasta zonas montañosas.

Uno de los rincones más sorprendentes de Cuenca es la Ciudad Encantada, un parque natural de formaciones rocosas calcáreas que recuerdan a figuras humanas, animales y objetos. ¿Te gustaría conocer este maravilloso lugar más a fondo? ¡Pues te recomendamos que estés muy atento a lo que te contamos a continuación!

La acción del viento, el agua y el hielo

La Ciudad Encantada se encuentra cerca de Valdecabras, una localidad que se considera un barrio pedáneo de Cuenca. En concreto, está situada en una amplia zona de pinares de la serranía conquense, a 1.500 metros sobre el nivel del mar. Declarado Sitio Natural de Interés Nacional a finales de los años 30, el lugar ha ido adquiriendo este paisaje tan singular a lo largo de los siglos gracias a la acción del agua, el viento y el hielo. El origen de la Ciudad encantada se remonta a hace 90 millones de años, cuando ésta formaba parte del fondo del mar de Thetis. Al final del Cretáceo, el mar se retiro y el lecho marino emergió a la superficie. El hecho de que las formaciones rocosas tengan formas tan desiguales es debido a la heterogeneidad de su morfología, composición química y grado de dureza.

ciudad-encantada-foto1

Las curiosas formaciones rocosas

Como te hemos comentado, lo que más sorprende de este lugar son las formas que han adquirido las formaciones rocosas calcáreas. Aunque resulta bastante sencillo encontrar el parecido de cada una de ellas, se han colocado carteles con el nombre de cada una de las rocas. Durante el recorrido señalizado, que se extiende a lo largo de 3 kilómetros y puede realizarse en una hora y media, podrás encontrar figuras tan interesantes como “Los barcos”, “El perro”, “Cara de hombre”, “El tobogán”, “Mar de piedra”, “La foca”, “El puente romano”, “Lucha elefante cocodrilo”, “Hongos”, “Teatro”, “La tortuga”, “Los osos”; “La cara de Adriana”, “Los amantes de Teruel” y “El Convento”. Mención aparte merece el “Tormo alto”, que se encuentra justo a la entrada. Al parecer, éste fue el lugar en el que el líder hispano Viriato fue incinerado.

ciudad-encantada-foto2

Flora y fauna

Por otro lado, queremos comentar que, más allá de sus sorprendentes formaciones kársticas, el lugar alberga lapiaces, torcas y sumideros. También debes saber que aquí podrás disfrutar de una interesante fauna y flora. Así, podrás encontrar animales como el herrerillo capuchino, el zorro, el petirrojo, el ciervo, el lagarto ocelado, la garduña y el colirrojo tizón. En cuanto a la flora, destacan especies como el pino negral, el enebro, la quitameriendas, el agracejo, la doradilla, el tejo, el endrino y los zapatillos de la virgen.

ciudad-encantada-foto3

Situada en una finca privada

Es importante que tengas en cuenta que este parque natural se encuentra en una finca privada, por lo que para acceder hay que pagar 5 euros. Eso sí, está abierto durante todo el año. Aunque el recorrido es sencillo, no está habilitado para personas con movilidad reducida, sillas de ruedas y carritos. A continuación te dejamos con nuestra galería, donde encontrarás más imágenes de la maravillosa Ciudad Encantada de Cuenca. ¡No te lo pierdas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *