La Catedral de Burgos, maravilla gótica


La Catedral de Burgos es una espectacular obra arquitectónica que combina varios estilos entre todas sus partes pero donde predomina el gótico. Con el nombre completo de Catedral de Santa María de Burgos, tiene también el título de Santa Iglesia Basílica. Se comenzó a construir en 1221 y tuvo importantes modificaciones en los siglos XV y XVI. Además del gótico, los estilos que alberga en su interior son renacentista y barroco. Su imagen es el Santísimo Cristo de Burgos. Se construyó con piedra caliza extraída de las canteras de un pueblo cercano. Una auténtica maravilla que debes visitar en Burgos, aunque no seas muy amante de la arquitectura o la religión.

La parte más visitada por todos los turistas es su famoso Papamoscas, una estatua articulada que abre la boca cuando se dan las campanadas cada hora, procura estar por allí en ese momento, es precioso. Tan bonita es, que es la única Catedral española que tiene la distinción de Patrimonio de la Humanidad de forma independiente, es decir, sin contar con el resto del centro histórico de la ciudad. Varias son las fachadas que tiene, la más bonita es la Fachada de Santa María y tiene varios arcos y rosetones.

En su interior, puedes visitar sus innumerables capillas, la más recomendada y buscada es la Capilla Mayor, presidida por la imagen de Santa María la Mayor y que conserva algunas tumbas, como la de Juan de Castilla, hijo de Alfonso X el Sabio. Otra muy importante es la Capilla del Santísimo Cristo de Burgos, aunque la verdad es que todas son dignas de visita. El Archivo catedralicio es otro lugar importante de la Catedral de Burgos, y allí hay documentos de gran importancia en la historia de la ciudad, como la carta de arras del Cid. En fin, que todo en su conjunto es una verdadera obra de arte que de verdad que merece la pena visitar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *