Qué ver en Empuriabrava


Empuriabrava es un precioso municipio que hay en Castell d’Empuries, en la provincia de Girona, y que tiene unos espectaculares canalas al más puro estilo veneciano y donde hay amarres privados, casi todos ellos utilizados por quienes tienen una casa allí mismo. Además, en Empuriabrava puedes practicar deportes como el golf, la equitación y todo tipo de deportes náuticos. Tienes mucho que ver, así que te hago un pequeño resumen con lo que creo que es lo más importante:

La Marina de Empuriabrava: está en el Golfo de Roses y es la mayor zona marina residencial de Europa con 25 kilómetros navegables. Allí podrás ver casa maravillosas que tienen su barquito en la puerta para salir a dar un paseo.
SEGUIR LEYENDO “Qué ver en Empuriabrava”

Empuriabrava: la ciudad de los canales


Todavía es una gran desconocida, no solo para los turistas extranjeros, si no también para los propios españoles. Esta pequeña ciudad situada en la Costa Brava, pertenece al municipio de Castell d´Empuries y es considerada por todos los que la conocen como la pequeña Venecia española.

Cientos de canales forman las calles de esta ciudad que además la convierten en la marina más grande del mundo.

En total está formada por unos 25 km. de canales navegables por los que se puede acceder directamente a las puertas de las casas.


La ciudad de Castell d´Empuries está dividida en tres zonas:

Villa Condal: zona histórica donde no podremos dejar de realizar una visita a la Catedral de Castello d´Empuries (siglo XIII con mezclas de estilos gótico y barroco)

Parque Natural de Aiguamolls de l´Empordá: reserva natural

Empuriabrava: zona plenamente turística que conforma la parte más moderna de la ciudad. Comenzó a construirse en el año 1968 en una zona pantanosa directamente bañada por el Mar Mediterráneo. Esta situación inmejorable hace que sea un destino ideal para todos aquellos que quieran practicar un sin fin de deportes acuáticos como por ejemplo windsurf, parasailing o flysurf. En verano puede llegar a recibir la visita de más de 80.000 personas.

Tampoco podemos dejar de hacer una pequeña visita a la zona de las Murallas. Estas protegían a la ciudad de los ataques. Las más altas llegaban a medir 7 metros y fueron construidas entre los siglos XI y XII.