El Viaducto de Glenfinnan


Si vas a viajar a Escocia no puedes dejar de ver el Viaducto de Glenfinnan. Situado en la parte superior del Lago Shiel, en las West Highlands escocesas, es un punto de paso obligatorio para todos aquellos turistas que deciden recorrer el país en busca de paisajes espectaculares. Además, no hay que olvidar que es muy famoso por haber sido utilizado en tres entregas de la saga cinematográfica ‘Harry Potter’.

El Viaducto de Glenfinnan es un puente con curva que cuenta con un total de 21 arcos. Fue construido por Sir Robert McAlpine entre 1897 y 1901. Para ello se emplearon varias toneladas de hormigón hasta lograr el resultado actual, con una altura máxima de 30 metros.

Para verlo hay que ir en dirección Fort William (está entre Fort William y Mallaig), concretamente hasta el punto de información, donde hay un aparcamiento de pago (a modo de donación según se puede leer en el parquímetro.). Desde allí podrás ver el Monumento Jacobita a un lado y el Viaducto de Glenfinnan al otro lado. Para llegar a este último podrás decantarte por dos caminos. Sea cual sea la opción que elijas, podrás disfrutar de unas vistas impresionantes, ideales para hacerse una foto con cualquiera de los dos puntos de interés de fondo. Llegar a pie y situarse justo debajo también es posible en función del estado de la cañada.

Escocia,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *