El Museo del Louvre, todo el arte que puedas imaginar


El Museo del Louvre es uno de los símbolos de París y está dedicado al impresionismo, la arqueología y las artes decorativas. Se le considera el museo más importante del mundo por la riqueza que tienen sus colecciones y por la influencia que ejerce en el resto de museos del mundo. Se inauguró en 1793 y comenzó albergando las colecciones privadas de las clases dirigentes del país, ya sea miembros de la monarquía, la aristocracia y la Iglesia. Están preparando la apertura de dos sedes en Lens (Francia) y en Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos).

El patio principal alberga su famosa Pirámide, un monumento de cristal que especialmente por la noche muestra una gran belleza al estar toda la zona iluminada. El Louvre contiene nada menos que 300.000 obras, de las cuales únicamente están 35.000 expuestas. Se dice que si quieres ver todas las obras expuestas y recorrerte todo el museo observando todo con detalle, tardarás unas 9 semanas en hacerlo. Sus colecciones proceden de varios orígenes, como los monarcas franceses, las guerras napoleónicas o diversos donativos durante los siglos XIX y XX. Su obra más destacada es La Gioconda, de Leonardo da Vinci.

El Louvre cuento con una estación de metro en la misma puerta, llamada “Palais Royal – Museé del Louvre”, y también la “Louvre-Rivoli”, “Pont Neuf” o “Concorde”. Si vas en RER, bájate en la estación Musée d’Orsay, está al otro lado del Sena y en un par de minutos caminando ya llegarás. Si vas en autobús, tienes las líneas 21, 24, 27, 39, 48, 68, 72, 81 y 95. Si utilizas el transporte marítimo, las compañías tienen parada también a dos minutos de la puerta principal. Los martes está cerrado, y, vayas el día que vayas, ve con paciencia porque las colas son inmensas, incluso si lo único que quieres es acceder a la tienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *